Inicio
barra


facebook
La gente de Sandoval de la ReinaLo último incorporado
Escríbenos y mándamos información, saludos o imágenes. Gracias.
  

Sandoval de la Reina y sus fundadores. La familia de los Sandovales.

Capítulo XV: Sandoval de la Reina y sus vecinos en el siglo XX

En este último capítulo, el autor desarrolla, con datos objetivos y ofreciendo su punto de vista personal, los aconteceres de este siglo en Sandoval de la Reina, incorporando, además, estás otras secciones especificas:

Desaparición de los documentos del ayuntamiento de Sandoval de la Reina.
Los últimos sesenta años.
Estadística de bodas, bautizos y defunciones entre 1905 y 1977.

... anterior

Capítulo XV
SANDOVAL DE LA REINA
Y SUS VECINOS EN EL SIGLO XX

Desde mediados del siglo XX, Sandoval de la Reina fue aumentando en habitantes. El año 1850, no pasaban de 385 habitantes. El año 1877, ya eran 410. Diez años más tarde eran 430. El año 1900, 443 habitantes. Ya en el siglo XX, el año 1910 eran 521 habitantes. Sin embargo, el año 1920, solo eran 441, y es que en los años anteriores y por distintas causas, entre ellas la llamada gripe del año 1918, murieron más habitantes de lo normal.

El año 1923, con motivo de unas elecciones, hicieron un censo en el pueblo de electores mayores de 25 años, que entonces se consideraba la edad mínima para votar. Pero solo hicieron el censo de los varones, porque a las mujeres no las permitían aun votar y, como en el censo ponían el oficio de cada uno, he sacado que en Sandoval de la Reina aquel año había noventa y seis labradores, un sacerdote, un maestro, un practicante, un molinero, dos herreros, cuatro albañiles, dos camineros, tres taberneros, dos zapateros, un tendero, un sastre, dos carreteros, un carpintero, un jornalero, un sirviente y ocho pastores.

Por los oficios artesanos que había entre los varones, más los de sus mujeres, se podría asegurar que en la villa de Sandoval de la Reina sus habitantes casi eran autosuficientes y no necesitaban comprar nada fuera de la villa, y [que] habían prácticamente desaparecido los jornaleros y sirvientes, cuando en el año 1752 había 41 labradores, 22 jornaleros y muchos sirvientes. Esto hace suponer que en el pueblo había mejorado bastante el nivel de vida de sus habitantes, o por lo menos había menos habitantes dependiendo de otros, aunque la economía de algunos no fuera tan boyante como ellos quisieran. El año 1930, una estadística da 530 habitantes de hecho y 539 de derecho. Alrededor del año 1930, no sé el año exacto, D. Ángel García de Bedoya, ingeniero de caminos, canales y puertos, que era natural de Rioparaíso, preparó una central eléctrica en Amaya aprovechando un manantial en lo alto de la Peña, y suministró luz eléctrica a los habitantes de algunos [de los] pueblos más cercanos, entre ellos a los [vecinos] de Sandoval, aunque de momento no a todos, no sé si porque algunos vecinos no la quisieron o él no se la puso. Entre los años 1932 y 1933, el mismo ingeniero, que además era diputado nacional aquellos años, preparó en Sandoval de la Reina, con la ayuda manual de sus vecinos, tres fuentes públicas para el servicio de sus vecinos y tres abrevaderos para el ganado, todo ello sin coste alguno para sus habitantes.

El agua de las fuentes viene de unos dos kilómetros arriba del pueblo, donde hizo un filtro y un depósito, resultando un agua excelente para todo uso, por lo que los habitantes de Sandoval de la Reina, entre la luz eléctrica, que aguantó bastantes años, como por las tres fuentes y abrevaderos, que aún hacen su servicio, aunque menos porque ahora hay agua corriente en las casas, tuvieron, tuvimos y tienen mucho que agradecer [a] aquel ingeniero y diputado, que también fue alcalde de Burgos y que, un mal día para él, para el contorno de los pueblos de Rioparaíso y de otros pueblos y ciudades donde él hubiera podido hacer obras y proyectos, [lo] asesinaron en Madrid los republicanos de izquierdas el año 1936, por defender democráticamente unas ideas contrarias a las suyas.

En Burgos se le recuerda con una calle a su nombre y en Sandoval de la Reina, además de hacerle hijo adoptivo del pueblo, dieron su nombre a una plaza, donde puso una de las fuentes.

También tenía este ingeniero proyectado hacer un pantano en Congosto para poder regar las tierras de aquella zona, río abajo del Odra. Se puede asegurar, sin lugar a dudas, que si al malogrado ingeniero no lo hubieran matado, aquel contorno de pueblos habría prosperado mucho en todos sus aspectos.

Como se ve, la guerra, que empezó el año 1936, no trajo nada bueno para muchas personas y en Sandoval de la Reina hubo muchos habitantes que también les toco sufrir mucho, perseguidos y maltratados por otros vecinos del mismo pueblo a consecuencia de malos entendidos políticos y de otros órdenes o por envidias y pesares, incluso contra hermanos y familiares cercanos.

En la Guerra Civil también hubo familias en Sandoval que perdieron a sus hijos luchando en el frente. Murieron nueve jóvenes, dos de ellos hermanos, y otra familia también perdió a su hijo y hermano perteneciente a una congregación religiosa, que fue asesinado por los republicanos de izquierdas.

Del año 1940, hay otra estadística y en Sandoval de la Reina solo éramos 492 habitantes de hecho y 503 de derecho. Ya pueden imaginarse por qué, la guerra y sus consecuencias estaban por medio.

Antes o al terminar la guerra, el Gobierno de la Nación racionó los alimentos más normales y para hacerse con ellos había que llevar la cartilla de racionamiento que dieron a cada habitante, no recibiendo más alimento que los estipulados cada mes, que generalmente eran insuficientes. En los pueblos donde se sembraban cereales y legumbres y se criaban ganados y aves se pasó menos mal y, por ejemplo, la escasez de aceite se suplía con la manteca de cerdo o el sebo del ganado vacuno y ovino, y el jabón también se hacía casero, con grasa de los animales que se mataban.

Donde se sembraba, el Gobierno ponía a los agricultores un cupo de trigo que obligatoriamente tenían que entregar cada año en los almacenes del Estado. Para poner el cupo se guiaba por la declaración de sementera global de cada pueblo y después los jefes de la hermandad de labradores de cada pueblo distribuían a cada agricultor su cupo. Al parecer este reparto no se hacía muy equitativamente ya que después el trigo sobrante se vendía al estraperlo a más precio de lo que pagaba el Gobierno. A los agricultores también les asignaban para ellos y sus familias un cupo de harina al año, sobre los 250 kg, que recogían en las fábricas de harinas a cambio del trigo que entregaban para ello. Pero, como muchos no tenían bastante, se las tenían que arreglar moliendo trigo a escondidas de los empleados del gobierno en molinos semiclandestinos. Se arriesgaban a moler porque lo tenían prohibido, pero, a cambio del riesgo, el molinero de turno maquilaba de lo lindo dejando las zaquiladas(1) bastante más ligeras de peso que al entrar en el molino.

Los ganaderos también tenían que entregar ganado según lo que tuvieran. Solían ir por los pueblos los empleados del gobierno, llamados de abastos, muy temidos por sus habitantes, y requisaban el mejor ganado de cada cuadra no empleado para trabajar en el campo.

Con el racionamiento se estableció el estraperlo, que consistía, sobre todo, en comprar y vender alimentos a escondidas de las autoridades en los pueblos. Generalmente se vendía el trigo sobrante del cupo a los estraperlistas, que compraban y vendían donde había más escasez, a Sandoval entre otros. Se hizo famoso "el manquillo de Rocamundo" que bajaba desde la provincia de Cantabria con algún acompañante y unos cuantos burros; compraba y ya de noche subían con el trigo, y a lo mejor otros cereales, para la montaña de Cantabria por senderos y vericuetos procurando no ser vistos por los vigilantes del gobierno. Estos viajes los repetían con frecuencia hasta acabar con la cosecha de Sandoval y otros pueblos. También iban otros, incluso más motorizados. Y como el racionamiento duró unos cuantos años(2), hubo labradores que hicieron sus buenos dineros, según se rumoreaba.

 

DESAPARICIÓN DE LOS DOCUMENTOS DEL
AYUNTAMIENTO DE SANDOVAL DE LA REINA

Como en la década de los cuarenta se ve que no había suficiente materia prima para hacer papel o dinero para comprarla, el año 1947, el entonces gobernador de Burgos mandó un oficio a los ayuntamientos de la provincia para que entregaran el papel ya usado e inservible que había en ellos y el alcalde y concejales de Sandoval de la Reina, quizá poco cultos, entregaron, o por lo menos eso se ha oído decir, todo el archivo de documentos y libros antiguos y más modernos que había en él, entre otros los libros del catastro llamado de la "Ensenada", juntamente con las declaraciones juradas de los bienes y familia de cada vecino realizadas en 1752. Además, un libro escrito por Fray Prudencio de Sandoval, hacía 1600, donde relata la vida y hechos del emperador D. Alonso o Alfonso VII, con algunas genealogías de las familias más nobles de España, entre ellas la suya de los "Sandovales".

También había en el archivo dos pergaminos y otros documentos, que dio la casualidad que entonces no estaban en el ayuntamiento, porque en aquella fecha estaban en poder de D. Luciano Huidobro. Este señor, que era un sacerdote natural de Villadiego y residente en Burgos, había escrito libros de la historia de algunos pueblos y estaba recopilando datos a petición de D. Victorino Fontaneda, párroco de Sandoval, con el fin de escribir la historia de Sandoval.

Para ello, D. Victorino pedía la documentación que había en el ayuntamiento de Sandoval y se la mandaba a este señor. Una vez investigada y extractada se la devolvía. Con fecha del 14 de octubre de 1947, le dice que le devuelve los documentos que le envió, para que los entregue al ayuntamiento y los guarden, porque son muy interesantes y le pide a D. Victorino, "vea usted, si se conservan algunos documentos antiguos más", por ejemplo, el catastro de las fincas hecho en 1753, que tenían todos los ayuntamientos, solicitándole otros datos.

Entre los documentos devueltos iba un pergamino ya investigado. Por lo que dice D. Luciano en otra carta a D. Victorino, este le contestó diciéndole que ya no había más documentación y lo que había pasado con ella, ya que D. Luciano le dice que ya ha hablado con el gobernador sobre la documentación dada para papel y le ha prometido poner remedio, diciéndole, además, que en el archivo de la Diputación hay copia de los libros del Catastro y también un libro de Fray Prudencio de Sandoval que está en la Biblioteca Provincial y lo ha extractado, y [que] en otras obras ha hallado nuevos datos y con todo pensaba hacer una pequeña historia de Sandoval de la Reina, que será mayor que la de Melgar.

Le sigue diciendo en la carta, fechada el 5 de diciembre de 1947, que le devuelve los documentos que tenía en su poder, menos el largo en pergamino, que aún no ha leído y el otro pergamino contiene la escritura de censo citada, de la cual antes le pedía copia de la traducción y no se había quedado con copia, que contenía la escritura de censo por la cual el pueblo de Castrorrubio pasó a poder de Sandoval y la aceptación del concejo. Le pide el nombre de los pueblos que formaban la Cuadrilla de Sandoval, y copia del suceso de la Guerra de la Independencia, tal como se encontraba en el libro de partidas.

La historia del pueblo de Sandoval, que prometió escribir este señor, al parecer no la escribió. Lo que sí se sabe, por sus dos cartas, es que, por lo menos, dos pergaminos y otros documentos no fueron con el papel inservible, y menos los últimos que, según dice, devolvió. Se quedó con ellos D. Victorino Fontaneda y actualmente están en mi poder, porque al morir D. Victorino su hermana me los entregó a mí, juntamente con las dos cartas y otros escritos de su hermano, de los cuales me he servido para escribir algo en este libro. Del pergamino que dice D. Luciano se queda con él, no se sabe lo que pasaría, si lo devolvió o no lo devolvió.

De los otros documentos que devolvió antes y que D. Victorino entregó al ayuntamiento tampoco sé qué pasó con ellos.

Por aquellos años recorría la zona un anticuario catalán comprando imágenes, documentos y otros objetos antiguos, y de Sandoval se llevó, que se sepa, por lo menos dos imágenes muy antiguas, que ya estaban retiradas del culto y almacenadas en el granero de la iglesia, que yo vi siendo monaguillo, cuando era joven. Solo que entonces había tres imágenes.

El anticuario, quizá como prueba legal de su adquisición, se fotografió con ellas y tres vecinos del pueblo, uno de ellos el alcalde del pueblo, que según me han dicho fue su vendedor. No sé si con las imágenes iría algún documento de los que quedaron o desaparecerían más tarde, ya que en el ayuntamiento no hay ninguno, incluso la documentación hasta la venida de la democracia y la unión con el ayuntamiento de Villadiego.

 

LOS ÚLTIMOS SESENTA AÑOS

En la década de 1940, el pueblo de Sandoval de la Reina volvió a subir en habitantes, tanto que habrá sido parte de su década, con los primeros años de la década de 1950, cuando más habitantes tuvo, para que, con la emigración de jóvenes y no tan jóvenes en busca de un mejor nivel de vida, haya ido perdiéndoles desde entonces. Con el agravante de no haber nacimientos, pero sí defunciones, de modo que cada año quedaban menos, y quizá llegue un día todavía lejano, que se quede sin habitantes, como otros muchos. Eso sí, los habitantes que permanecen han mejorado su nivel de vida en todos los sentidos.

En los años sesenta los labradores fueron cambiando las vacas y mulas para las labores agrícolas, por tractores y [los] aperos de recolección por cosechadoras. También se hizo la concentración parcelaria de tierras con lo que se consiguieron tierras más grandes mejorando, con ello el tiempo de trabajo.

También se puso el teléfono público, con lo que se ganó en comunicaciones para los vecinos, sobre todo para comunicarse con los familiares que vivían fuera y que hasta entonces había que hacerlo por carta, o desde Villadiego, por teléfono o telégrafo.

Sobre 1970, se puso agua corriente en las casas y propiedades de los vecinos que lo solicitaron, con lo que se ganó mucho en comodidad y calidad de vida, ya que el agua es de los bienes más necesarios. Después han ido dando cemento a las calles, con lo que han dejado de pisar tierra y barro, tan molesto, durante siglos. Desde los años sesenta, cada vecino fue instalando televisión en su casa a gusto de cada cual, unos antes y otros más tarde.

A últimos de la década de los setenta, o primeros de los ochenta, Iberduero instaló nuevas y más potentes líneas eléctricas, con lo que también mejoraron los vecinos pudiendo instalar más aparatos eléctricos y más modernos.

Además, cada vecino ha ido mejorando su vivienda, por dentro y por fuera y pueden vivir tan cómodamente como en las ciudades, quizá un poco solos, porque cada vez son menos y más mayores.


ESTADÍSTICA DE BODAS, BAUTIZOS Y DEFUNCIONES
EN SANDOVAL DE LA REINA

Para que se hagan una idea del movimiento demográfico de Sandoval de la Reina he querido terminar este libro con la estadística de bodas, bautizos y defunciones de algunos años con más movimiento demográfico [del] que actualmente hay en el pueblo.

 

MATRIMONIOS

DEFUNCIONES

NACIMIENTOS

1905

7

 

14

1906

5

 

27

1907

4

 

21

1908

4

 

16

1909

0

4

27

1910

4

14

17

1911

0

10

19

1912

2

15

21

1913

2

18

19

1914

3

12

18

1915

5

11

15

1916

2

26

22

1917

4

14

16

1918

4

23

14

1919

8

12

11

1920

4

7

12

1921

3

12

15

1922

3

15

19

1923

2

14

25

1924

1

11

14

1925

2

14

29

1926

8

17

23

1927

4

15

25

1928

4

17

26

1929

3

15

25

1930

3

9

20

1931

5

18

23

1932

2

8

15

 

MATRIMONIOS

DEFUNCIONES

NACIMIENTOS

1933

6

18

17

1934

1

11

23

1935

3

13

17

1936

2

15

18

1937

2

9

12

1938

1

11

13

1939

1

9

6

1940

1

6

17

1941

4

13

15

1942

2

9

16

1943

3

8

19

1944

5

11

16

1945

1

9

17

1946

6

10

17

1947

2

11

22

1948

3

9

12

1949

5

7

15

1950

1

6

15

1951

4

5

13

1952

4

1

13

1953

4

7

16

1954

6

16

17

1955

2

3

16

1956

2

6

12

1957

2

12

13

1958

2

6

22

1959

7

5

14

1960

1

6

13

1961

0

1

8

1962

2

6

12

1963

0

5

9

1964

1

4

5

1965

1

1

7

1966

0

2

4

1967

1

3

3

1968

0

1

1

 

MATRIMONIOS

DEFUNCIONES

NACIMIENTOS

1969

0

7

0

1970

1

3

1

1971

2

3

1

1972

 

3

0

1973

 

3

2

1974

 

5

 

1975

 

2

 

1976

 

1

 

1977

 

2

 

 

 

 

 

 

 

 

 

NT-1:  Contenido de una talega o de un costal.
NT-2: De mayo de 1939 a mayo de 1952.
 
siguiente ...

CIRILO GARCÍA PÉREZ

SANDOVAL
DE LA REINA
Y SUS FUNDADORES
LA FAMILIA DE LOS SANDOVALES

ISBN. 84-607-0998-1
Depósito legal BU - 353 - 2000
Imprime: Artecolor Impresores – Burgos