Inicio


facebook
La gente de Sandoval de la ReinaLo último incorporado
Escríbenos y mándamos información, saludos o imágenes. Gracias.
                                                                       

 

Por Julio Alonso Asenjo          Toponimia en Sandoval de la Reina

       

 


Toponimia en Sandoval de la Reina (Burgos)     (continuación)

... anterior    

 

2. Lista alfabética de topónimos con aclaraciones y comentarios  -  L - M - N  

Lera (La): Derivado probablemente de «glera» (del latín glarea, ‘guija, grava, cascajo’), que mantiene el aragonés glera y alteran a su aire, como llera, el asturiano-leonés-cántabro y catalán. Admite esta forma el DRAE para el castellano  general y vale por ‘cascajar’, cantizal o ‘cantorral’, y por ‘arenal’. Y, como cascajar, cantorral o paraje donde abundan las piedras y aun la arena’, conviene al término de Sandoval, situado cerca de Fuente Mayalde, más abajo del Molino o Almolino. Ver Lerón.

Lerón (El): Siempre se usa esta forma en singular con el artículo antepuesto o asimilado. Es difícil que resulte de la simplificación o amalgama de “Helerón”, por ‘paraje frío’ (Javier Ortega González), aunque esté expuesto al frío viento del Norte, porque también, en parte de su arco, es solana. Antepuesto el artículo, el topónimo sería «el Erón», término relacionado con «era». Pero este sentido no recibe apoyo del sitio a que se aplica, cuesta empinada de mala tierra. Más razonable parece que el artículo resulte asimilado: «el-Lerón». Así es un derivado de «glera». (Véase Lera.) El morfema –ón se referiría a la extensión del paraje o funcionaría con valor ponderativo peyorativo: paraje extenso que presenta aumentadas las características negativas que entraña el término. Este significado conviene mejor a este paraje de Sandoval. Aunque también podrían convenirle los que, según J. L. Herrero, se dan a lera en Osona (Soria): ‘glera, llera, arenal, tierra acotada’, o, en Salamanca: ‘huerto, tierra’. Más precisa es la derivación de glàrea > glaira > glera (con aféresis de g-), que, como se vio antes, ‘es guija, grava, cantizal, cantorral, cascajera o cascajal o ladera de piedras’ y así se encuentra, en Sandoval, Lera y este Lerón de aumentativo moderno. Esta forma de aumentativo distinto de la de  Laredo (véase CarreLobredo), pero como Lerón, en Cabuérniga, ‘ribera pedregosa o cascajar fluvial’ (Palabra Habitada) y como la de Hortón, que forma parte del Lerón.

              

El Lerón                           © 2008 Julio Alonso Asenjo                      El Lerón (solana)


 

Llano (El). Cae en el campo de Villanueva de Odra, entre Los Ojales al noreste y La Chopera del término de Villanueva de Odra, al este. Queda por tanto, de oeste a este, al sur de Cuesta Redonda, Hontúmbar y Los Atizaderos; en OSMap, al sur de Las Casillas, que está más abajo y al sur de estos términos.

Loma (La). Al Norte de La Herreruela, en la raya de Palazuelos de Villadiego.

Lomillas (Las). Es término más de Sotresgudo que de Sandoval y se sitúa frente a Fuente Llavín y al noroeste de Las Calzadas.

 

Macal (La), mejor que la Mecal o Amecal, porque “macal”, en Sandoval, es el molde para hacer adobes, como se puede leer en el Habla de Sandoval. Así, el nombre viene a ser metonimia de Adoberas.

Manantial de Agramales: veáse Agramales o Gramales. Está situado entre ValdePeñón y CarreLoma al norte, los Vallejos y CarreOlmos al sur.

Manantial o Manantiales CarreLagarto: En el Plano geométrico de Sandoval, 1916 y en un “Mapa del término de Sandoval” se sitúa entre el de Rocamundo y el Arroyo de CarrelaVega (al norte) y Valdeveta (al sur).

Manantial Ontumba. Véase Otúmbar u Ontumba.

Matillas: situado en el OSMap entre CarreSalazar, al Norte, y Las Cotorrillas, al Sur.

Mercado (El) o Eras del Mercado, en la salida hacia Villadiego por la carretera BU-627, apenas subida la “Rampla” o rampa. Fuera del periodo de trilla, era lugar de festejos y juegos.

Merina (La): posiblemente en referencia a esa raza de ovejas, aunque también podría relacionarse con el alcalde o merino, o con un propietario de ese apellido. Antiguamente (antes de la concentración parcelaria) contenía la tierra más grande de Sandoval, con 3 hectáreas”, dice Amonario. (También se da el término en la provincia de Valladolid, según Sanz Alonso, 323.) Está para ir a Guadilla y, antes, a Olmos, que queda al oeste, estando la Merina al sur de los Vallejos y al norte de la Era del Asno y del camino norte a Olmos, bifurcación de CarreOlmos. Es posible que el camino más al norte fuera la llamada Cañada Merina. Ver Cañada Merina.

Mimbrajera (la): lugar de mimbres. En Sandoval se suele utilizar preferentemente «mimbrajo» a «mimbre» (del antiguo vimbre, y este del latín vímine). Veo el topónimo Valdemimbrajo en la provincia de Valladolid (Sanz Alonso, 266). También se llama Las Bañadas o Aguas Llevadas.

Mimbrajones (Los): figura en el Catastro de Ensenada.

Mirador (El): elevación en el barrio de La Granja, junto a la Carretera, llamado “Mirador de la Granja” y, por algunos “Mirador de la Reina”, asociado en el imaginario de algunos sandovaleses a “la Reina” que supuestamente habría completado el nombre del pueblo, en referencia tradicional a Dª. Urraca o Hurraca de Castilla[*]. Era y quizá siga siendo paraje tabú (allí estaría enterrada nada menos que la espada de la Reina), como asociado con cementerios u osamentas humanas, en que no se podía excavar ni obrar, so pena de desatar y despertar a las Furias. Así la leyenda. Sobre la historia y prehistoria, véase Granja (La) y Sandoval de la Reina. veáse La Granja.

[*] D.ª Urraca estuvo relacionada con Gómez González Salvadórez, de las familia de los Salvadores, después Sandovales, llamado “conde de Candespina”, amante y pretendiente de esta reina. Ver más adelante Sandoval de la Reina. Que Cirilo García Pérez no oyera el apelativo “Mirador de la Reina”, según precisó en una nota (sitio de Sandoval > Historia > El Mirador), no quiere decir que alguien del pueblo, en un momento dado, no enmarañara historia y fábula.

Molazgas (mejor que “Nolazgas”, que así aparece en el Registro, o “Molargas”, según el Plano geométrico de Sandoval, significa ‘piedras’. Situado en la margen derecha del río, al sur de los Atizaderos y norte de Los Carriles y de Las Casillas, según unas fuentes, y al sur de Las Casillas (margen izquierda del Odra) o aun al sur de La Chopera (la de Villanueva) y del Galindo de Sandoval, según el Plano geométrico, 1916.

Molín: posiblemente por ‘molino”. Cae por el Camino vecinal de Villavedón y Arroyo de La Nafría, más arriba de La Pontanilla y al Oeste de Los Carpinteros, antes de llegar a Las Muertas y Las Estacas; al Sur está dentro del cerco formado por  CarrAmaya, Arroyo Pozuelo y Las Cotorrillas.

Molino Caído (El). Se sitúa al Norte de la Vega, entre el río Odra y ValdeMudarra.

Molino de Abajo: figura en el Catastro de Ensenada. Quizá se refiera al que mantenía en funcionamiento en Almolino hasta hace pocos años Raimundo Renedo al Este del Alto de Fuente Mayalde y al norte de la Lera, en la vega el río, y al Oeste de La Corva y Norte de Los Pasaderos, cuya piedra movía el agua que llevaba un cauce que arrancaba de la Presa del Odra, abajo del Puente de las Bodegas, y pasaba bajo el Puente Pequeño, así llamado por comparación con el más largo Puente de la carretera (BU-627), sobre el Odra, construido a principios del siglo XX y ahora ensanchado y, más al Sur, cruzaba Peña Rubia.

Montaña (La): Cantabria.

Monte del Rey, que figura como Monte el Rey en el Catastro de Ensenada. Pero no se conoce su ubicación.

Moralejos: (que no hay que confundir con el arroyo o río Moralejos) figura en el Catastro de Ensenada como término, situado allí entre Carresalazar y Quintanacimas. Está, pues, al oeste de la Carretera de Villavedón, más allá de Las Cotorrillas, también al oeste del arroyo de Carresalazar (llamado aquí por algunos Arroyo de los Carpinteros), por el Camino de las Muertas.

Mostelar: lugar de comadrejas (mustela o ‘ratoncilla’, en latín). Pero “mostela” (derivado de la mustela anterior), según anota Javier Ortega González, es ‘haz o gavilla’ (DRAE), muy propio para este dilatado paraje de sembrados, cuya parte o punta sur se llama Ojalba. El Alto de Mostelar (o del Mostelar, según el Cat. Arq. Vill., p. 231) es la primera y notable elevación según se va hacia Villadiego por la carretera BU-627. De ahí arranca la carretera BU-V-6218 a Palazuelos, Rioparaíso y hasta la BU-621. Hay un yacimiento arqueológico de un poblado posible del periodo Altoimperial o Tardorromano al sur del arranque de la carretera de Rioparaíso, pasada la BU-627 (Cat. Arq. Vill., n.º 91, p. 231s).

Muertas (Las): ¿por tierras muertas o estériles? Es dudoso, porque lo términos con muerto / muerta son de inspiración anecdótica. Es decir, que se deben a alguna muerte allí sucedida[1], como, según OSMap, entre otros, el Asno Muerto en Santa María la Real de Nieva, Segovia. Se sitúa al oeste del Alto de la Riba y de Las Estacas, en dirección a La Bura.

[1] Dieter Kremer, “Toponimia de España- Toponomástica de España”,  en María Dolores Gordón  Perdiguero, coord., Toponimia de España: Estado actual y perspectivas de investigación, Berlín, Nueva York, Walter de Gruyter, 2010, p. 22.

 

Nafría (La): De «Navafría», por síncopa, síncope o contracción, como en los topónimos sorianos de Nafría de Ucero y Nafría la Llana. Comparar con NaveNoño, es decir, “Nava Nuño”. Navafría es nombre que viene bien al paraje, pues «nava», voz prerromana, es una tierra sin árboles, baja y húmeda, en que se empantana el agua de lluvias. Y tierra baja es la Nafría de Sandoval, que no es un término de una partida del campo, sino de toda la hondonada que va desde la Carretera BU-627 a las colinas que ya pertenecen a Villavedón, y de las rayas de Sotresgudo y Villavedón por el Oeste en paulatino declive hacia los ríos (el Chico y el Odra). Es muy posible que, dada su inclinación y especialmente la planicie en la parte central, en tiempos antiguos fuera una tierra pantanosa. Aun en tiempos modernos las tierras de la Nafría siempre requirieron trabajos especiales de drenaje («hacer arroyos»). Por otra parte, en esta zona, como más inmediata a las montañas de las estribaciones de la Cordillera Cantábrica, el cierzo azota más que en otros parajes más resguardados. De donde vendría que esta nava se llamara «fría».

Navenoño o Navenuño (esta última forma en el AHSR, 1892, 22-22º): de «Nava de Nuño». En este paraje está el manantial o fuente al que da nombre, de excelente agua. En su entorno brota tan abundantemente el agua, que forma un «atestadero» (el “atestadero de Navenoño”), zona donde, debido a la falta de drenaje se atascaban personas o animales que en él se introducían. Está entre La Calzada, al norte y Puentecillas, al sureste, y al oeste de Huncares u Honcares.

Novilla (La). En la raya de Tapia, al este de Valdenuño, entre El Zapato y Fuente Valentín, allende el Arroyo de Gualamosa o por el Arroyo de Valdenuño, si así quiere llamarse su tramo superior, y atravesado su terreno por otro arroyo que, por eso, algunos llaman también Arroyo de la Novilla. (No hay unanimidad toponímica en los planos consultados).

 

                    continúa ...

 

 Autor: Julio Alonso Asenjo