Sandoval de Treviño (toponimia)

 


Sandoval de Treviño

 

Respecto al nombre de Sandoval de Treviño, no es novedad, salvo en la anticipación de la fecha. Para esa nonnata historia tenía yo recogido lo siguiente:  

«El nombre de Sandoval de Treviño ya se conocía, aunque para fecha más tardía. Alguien podría haber pretendido que Sandoval derivara de Santo-Val, por ‘Santo-Valle’. Pero esta forma no explica el paso de –t- a –d-, de “santo” a “sando”, que no es posible en castellano.  Ni tampoco Soto-y-Valle, de «Saltu-e’-Valle», forma que no aclara la presencia de –n en “saNdo”. Sólo se explica satisfactoriamente el término Sandoval a partir de la forma acusativa vulgar «saltu novale», que también aparece en el nombre del monasterio de Santa María de Villaverde de Sandoval, en la provincia de León. El sintagma «saltu novale» significa 'soto noval' o ‘bosque nuevo’. Este mismo origen propone B. Castillo Iglesias para el poblado de Sandoval de la Reina[1]. Es más, esta autora recoge de un documento de 1201, el nombre del lugar de Sant-noval (Sandoval), integrado en el alfoz de Treviño en 1350[2], que tiene todos los visos de ser corrupción de saltum novalem. Soto-noval era una denominación adecuada para un territorio despoblado, con grandes extensiones boscosas en las que, para crear tierras de cultivo, habían de efectuarse rozas[3]». 

 Por otra parte, en las historias y mapas presentados en la página, se presenta a los Turmogos o Turmódigos ya en Treviño. Me explico con algo que también tenía escrito:

 «Puede ser que con el aumento de la demografía en el Norte Peninsular de España, a partir de la expansión de los celtas desde el siglo IX al IV a. C., hubiera establecimientos en la zona: algún castro en colinas fácilmente defendibles por donde está construido el pueblo y quién sabe si ya hubo castros en Castrorrubio o Castarruyo. Aunque algunos piensan que Castro-Rubio surgió como campamento (castrum)[4] romano de apoyo a las legiones que participaron en el sometimiento de los cántabros (año 19 a. C.), nada sabemos a ciencia cierta (Cirilo, p. 72). Por la situación geográfica del territorio de Sandoval, podemos pensar que estos terrenos en época prerromana eran más bien una tierra de nadie por su carácter fronterizo o disputado. Efectivamente, a pocos km. al sur de Sandoval lindaban los territorios de tres tribus célticas o celtizadas: cántabros, vacceos y turmódigos, túrmogos o turmogos (y aún murbogos)[5]. Esta situación es la que llevó a la denominación del territorio, por donde ahora están Villahizán y Villamayor, como Treviño, derivado de tri-finium, o sea, tres con-fines, rayas o fronteras[6]». 

Desde todos los puntos de vista, pues, le convenía a Sandoval el apelativo de Sandoval de Treviño.

 

[1] En su libro Villadiego. Ayuntamiento y pedanías,  p. 80. Ríos y Ríos, Angel de, Ensayo histórico etimológico, filológico sobre los apellidos castellanos desde el siglo X,  Madrid, 1971, p. 188 duda sobre el origen del nombre del pueblo por ver escrito S. Doval y Sant-Doval en el Libro Becerro. Sin embargo tiene muy claro que el apellido Sandoval <viene del pueblo de este nombre, en la merindad de Villadiego>

[2] Así consta en un documento de donación a los monjes del Monasterio de Aguilar de Campoo del rey Pedro I en 1350 (Cirilo, 51)

[3] En países como Francia era una situación normal aún en el s. XI. Roza viene de ruptia, de ruptiare: rozar, 'limpiar la tierra para su labranza': roturar.

[4] Si el sustantivo castrum o castro queda sin explicación, la tierra ferruginosa donde se asentó después el poblado integrado en el siglo XVI en Sandoval (y en parte en Tapia), da razón de la segunda parte del nombre: rubeum: ruyo (por rubio) o rojo.

[5] Geógrafos antiguos: Ptolomeo los llama turmogos; Plinio y Orosio: turmódigos y en algún códice se lee tiurmogos.

[6]  Entre cántabros, vacceos y turmódigos, según  Fray Justo Pérez de Úrbel. Otro Treviño, el enclavado en Álava, señala el límite antiguo entre várdulos, caristios y autrigones, según los especialistas.

Julio Alonso Asenjo

Julio Alonso Asenjo