Inicio
barra


facebook
La gente de Sandoval de la ReinaLo último incorporado
Escríbenos y mándamos información, saludos o imágenes. Gracias.
                                                                                         

Memoria escenificada de Sandoval de la Reina     (Continuación)      (Comedias)

Por D. Andrés Hernández Macías


 

 

  Anterior...      

Continúa el
A C T O   S E G U N D O
---- cuadro primero ----


Escena 2ª

Todos, menos el Recaudador; luego el Alguacil

Alcalde.- Bueno; ahora viene lo malo: dar cuenta de esto al pueblo y ver la forma de poder cumplir lo que hemos prometido.-

Concejal .- Habrá que reunir al pueblo y nombrar una comisión.-

Secretario.- Sin perjuicio de hacer lo que propone el Sr. Concejal, estimo mejor estudiar nosotros el problema y después presentárselo debidamente enfocado al pueblo. Y creo también que quien podría ayudarnos a poder solucionar ahora el problema, pudiéndolo presentar de la forma más favorable, sería el Sr. Cura. ¿No les parece?

Concejal .- Pero esto al Sr. Cura no le atañe directamente.

Secretario.- No importa. Todos conocemos al Sr. Cura y sabemos que nuestros problemas los hace suyos cuando con ello puede favorecer al bien general del pueblo, y de todos es conocida su capacidad de trabajo, su prudencia y su acertado consejo. Creo que con ello nada perderíamos.-

Concejal .- Pues no.-

Alcalde.- (Hace sonar un timbre y entra el Alguacil.) Vete donde el Sr. Cura y dile que le agradecería viniese lo más pronto posible.-

Alguacil.- Al momento (Se va.).-

Alcalde.- Desde luego, la papeleta que se nos presenta es difícil.-

Concejal .- Como que yo creo que no podremos superarla.-

Secretario.- Difícil, sí; imposible, no. ¡Si hubiéramos conseguido algún año más! Pero creo que con lo que hemos conseguido ya es bastante; por lo menos momentáneamente hemos librado al pueblo del hambre y de la miseria.-

Concejal .- Y sobre todo que mientras hay vida, hay esperanza.-

Alcalde.- Efectivamente; de aquí a cinco años veremos qué es lo que pasa. Y en última instancia, quién sabe... .-

Concejal..- Tal vez consigamos una nueva prórroga.-

Alcalde.- O la exención.-

Secretario.- Sería lo más justo. Pues indudablemente es un atropello.-

Concejal .- Sin duda alguna, y no lo debiéramos consentir.-

Secretario.- Ya lo hemos dicho hoy por enésima vez; que es injusto, pero que no podemos justificarlo.-

Concejal 2º.- Pues tiene que haber algún documento.-

Secretario.- Ya saben que hemos revuelto todos los archivos, registrado todos los rincones y no ha aparecido nada.-

 

Escena 2ª

Dichos y Alguacil; luego el Sr. Cura

Alguacil.- (Entrando.) El Sr. Cura espera.-

Alcalde.- Que pase, hombre, que pase. (Se ponen todos en pie. Sale el Alguacil.).-

Sr. Cura.- (Entrando.) Muy buenas tardes, señores.-

Todos.- Muy buenas igualmente se le desean.-

Alcalde.- Le pedimos nos perdone por haberle interrumpido en sus obligaciones y le rogamos tome asiento para que con nosotros se digne estudiar nuestra difícil situación y ver si entre todos podemos sacar algo positivo (Toman todos asiento.).-

Sr. Cura.- Veamos qué es ello y qué se puede hacer.-

Alcalde.- Creo que ya habrá llegado a su conocimiento que ha estado aquí D. Félix Sánchez de Valencia, el Recaudador. (El Sr. Cura hace un movimiento de asentimiento.) Pues bien; dicho señor venía dispuesto a embargarnos todo; mas después de gastar mucha saliva, hemos llegado al siguiente acuerdo: pagar toda la cantidad, que dicen que debemos, con sus intereses, además de las nuevas cantidades con que por diferentes conceptos tenemos que tributar a la Hacienda Pública, en un plazo de cinco años. Si algún año no pagamos, sacarán nuestros bienes a pública subasta y quedaremos en la miseria.-

Sr. Cura.- Pero eso es inicuo.-

Alcalde.- Ya se lo hemos hecho ver; pero él se escuda en la Orden que trae.-

Sr. Cura.- ¿Pero nosotros no tenemos medios?.-

Secretario.- Hemos revuelto todos los archivos, mirado en todos los rincones; en todos los sitios que se pueda imaginar he buscado y ... nada ¿Cómo vamos a justificar nuestro derecho, si no tenemos ningún justificante?.-

Sr. Cura.- Pues, de todas formas, hay que hacer algo.-

Concejal .- ¿Pero qué y cómo?.-

Sr. Cura.- (Pensativo.) Casi ni lo sé ... Mas se me ocurre que, por de pronto, podríamos hacer lo siguiente: 1º, hay que investigar, aunque creo que no vamos a conseguir nada, pues de haber habido algo a nuestro favor, tal vez los interesados lo habrán hecho desaparecer; hay que investigar, digo, por si en la Corte o en la Hacienda hay algún documento que haga mención del asunto que nos interesa. 2º. Si mal no estoy informado, los vecinos de Villaveta están en situación parecida a la nuestra. Podríamos ver si ellos tienen algún otro documento en el cual podamos nosotros, o en todo caso medios con que cuentan para defenderse, por si pudiéramos apoyarnos en los mismos.-

Alcalde.- Algo así ha dicho el Recaudador; mas al parecer ellos ya lo tienen casi solucionado.-

Secretario.- Por lo mismo, no es de despreciar la idea del Sr. Cura.-

Concejal .- Sí, que se mande allí uno o dos vecinos a ver si conseguimos algo positivo.-

Alcalde.- Conforme. Veamos quienes pueden ir a Villaveta.-

Secretario.- Podría ir el Sr. Lucio y el Sr. Mariano "el Vivo".-

Concejal .- Creo que uno de los que debieran ir es Vd., Sr. Secretario, pues entiende más que ellos de estas cosas.-

Alcalde.- Efectivamente, podrían ir los tres; pero como no estamos para gastos, que vayan “el Vivo" y el Sr. Secretario ¿No les parece?.-

Todos.- Conforme. Es lo mejor.-

Alcalde .- ¿Algo más?.-

Sr. Cura.- Aunque dudo mucho de sus efectos, creo que podría dar un pregón, ordenando que todos los vecinos que tengan algún papel que pueda referirse a la exención, que lo presente en el Ayuntamiento.-

Concejal .- Si lo tuvieran, ya lo habrían traído.-

Concejal .- A lo mejor no se los ocurre o creen que no vale.-

Alcalde.-
(Al Secretario.) Redacte un bando, para que se reúnan aquí todos los vecinos después de haber mirado en sus casas por si tuvieran algún papel

Concejal .-
(Mientras escribe el Secretario.) Será muy difícil que se encuentre algo.-

Concejal .- Pues sí; pero nada perdemos.-

Secretario.- A ver qué les parece.
(Lee.) De orden del Sr. Alcalde se hace saber que todos los vecinos deben acudir a la casa Ayuntamiento, debiendo antes mirar en sus casas por si tuvieran[1] algún papel que se relacionara con la exención, rogándoles actúen con el mayor interés por ser de suma necesidad para todos y, caso de hallarlo, que lo lleven a dicha reunión.-

Sr. Cura.- Conforme.-

Alcalde.-
(Vuelve a hacer sonar el timbre y aparece el Alguacil.) Inmediatamente vas a dar este pregón. Entérate bien, por si acaso... .-

Secretario.- (Mientras lee el Alguacil.) (Dirigiéndose a Sr. Cura:) ¿Algo más?

Sr. Cura.- No; nada.-

Alguacil.- Voy volando
(Sale.).-

Secretario.- Bueno; aprovecharemos para decir ahora al pueblo todo lo que hay sobre el particular.-

Alcalde.- Pues sí; es lo mejor.
(Se oye el repique del tambor y todos, como de acuerdo, permanecen en silencio mientras pregona el Alguacil.) Al terminar dice...... .-
Sr. Cura.- Si Dios quisiera que tuviéramos suerte... Porque si no, no sé si se va a poder cumplir lo pactado.-

Concejal .- Lo veo muy difícil.-

Concejal .- Yo creo que imposible.-

Alcalde.- Sobre el particular ya hemos hablado y todos vemos la dificultad; pero como no hemos podido conseguir más, creo que debemos darnos por conformes, pues mientras hay vida hay esperanza.-

Secretario.- Tengan cuenta que al empezar esta reunión estábamos mucho peor, ya que de no haber conseguido lo que hemos conseguido, tendríamos embargada toda nuestra hacienda y nos encontraríamos en la ruina ¿Quién sabe lo que puede pasar más adelante?.-

Sr. Cura.- Es verdad. Confiemos en Dios y demos gracias por haber conseguido esta tregua.-

Alcalde.- Pues sí. Y como ya comienzan a venir los vecinos, podemos hacer que pasen para darles cuenta de lo que sucede.-

Sr. Cura.- Mientras terminan de venir y Vd. da cuenta de lo que pasa, si les parece, podría ir mirando los papeles que traigan, por si hay algo que pueda ser digno de que lo sepan.-

Alcalde.- Pues sí, puede Vd. aprovechar el tiempo y Dios quiera que, antes de separarnos, pueda darnos buenas noticias.-

Sr. Cura.- Ese es mi mayor deseo.-


        Continúa...  

 


[1] V: <tubiesen>. <Tuvieran> es la forma habitual en el texto.

         

Autor: Andrés Hernández Macías - 1957