Portalejo de la Iglesia de Sandoval de la Reina  -  1738 

En el libro de fábrica de la Parroquia de San Pedro de Sandoval de la Reina, en las páginas referidas a 1738 no se hace ninguna alusión al mosaico hecho con canto, vértebras y trozos de teja o ladrillo que existe y se conserva en el atrio de la iglesia de Sandoval de la Reina.

Solo se indica que ese año hubo inspección del cura visitador de Villadiego y cura beneficiado de la parroquia de San Lorenzo de Villadiego, Don Diego Ladrón de Guevara.
Estas visitas se repetían cada varios años y nada indica en el texto que fuera especial o diferente de las otras anteriores y posteriores.

Ninguna alusión a este suelo, datado en 1738 según su propia leyenda dibujada justo delante de la puerta de la iglesia a base de trozos de vértebras. Tampoco se le cita en los años anteriores (desde 1734) ni posteriores (hasta 1741).

Su origen y significado es para nosotros, de momento, desconocido.