Inicio
barra


facebook
La gente de Sandoval de la ReinaLo último incorporado
Escríbenos y mándamos información, saludos o imágenes. Gracias.
                                                                       

¡Aguarda, aguarda! ¡Cáscale, cáscale!

Cuenta José Fuente como cierta esta historia ocurrida en Sandoval de la Reina:

Un matrimonio tenía un hijo y el marido, era en verano, se marchó a segar.
Le había dicho a la mujer:

- Mándale al chaval a tal sitio a llevarme el almuerzo.

Llegó el mediodía y fue el chaval a llevarle el almuerzo a su padre.
Salió pol camino y se quedó así parado:

- ¿Qué se oye?
- ¡Cáscale! ¡Aguarda, aguarda! ¡Cáscale, cáscale!

¡Me cago en diez el chaval!, se cogió y se volvió a casa.

- ¿Ya has llevado el almuerzo a tu padre?
- ¡Si no he llegado!, porque un hombre decía "¡aguarda, aguarda! y el otro decía ¡cáscale, cáscale!

Y eran las codornices que dicen eso.
"Aguarda, aguarda" decía una codorniz. Y la otra decía "cáscale, cáscale".
Era en el término de Las Cascajosas, de Sandoval de la Reina, para ir a Villanueva de Odra.

Todo es por la onomatopeya del ruido que hacen las codornices.

 

relatado por José Fuente el 20/11/2016
página creada el 14/01/2017