Inicio
barra


facebook
La gente de Sandoval de la ReinaLo último incorporado
Escríbenos y mándamos información, saludos o imágenes. Gracias.
  

 Sobre Sando Cuervo y Sando Vale  

Historia o Mito de Sando Cuervo y Sando Vale.

Sando Ilderigo como referencia a los Sandovales.

por Belén Atienza

En un fragmento del artículo comenta:

Los Sandovales recibieron su nombre directamente de Pelayo, quien, acabada la batalla, lloró amargamente la muerte de Sando Cuervo, diciendo: «¡Oh Sando Cuervo que no has sido sino Sando Vale, pues con solo tu brazo poderoso has sido hoy nuestro Salvador, y tal debe ser tu nombre y de tus descendientes!».

Prudencio de Sandoval, Descendencia de la casa de Sandoval, p. 190

Y Cirilo recoge en su libro sobre Sandoval que:

Dice Fray Prudencio de Sandoval, en la genealogía de los Sandovales:

 «Afírmase que hay papeles de antigüedades de España en poder de D. Pedro Fernández de Velasco, Condestable de Castilla, que fue príncipe muy curioso; en ellos se decía que en tiempos muy antiguos estos caballeros se llamaban Sando Cuervo y que eran del linaje de los Godos, y en su tiempo, antes que España se perdiese, fueron Señores de aquel famoso lugar de Amaya y otros muchos de aquella comarca tan exentos y libres en su señorío, que labraban moneda, y cuando se perdió España se juntaron a la defensa de ella con el infante D. Pelayo, y fueron los principales en levantarlo por rey y hacer guerra a los moros».

Belén Atienza completa la información:

Según la leyenda genealógica de los Sandoval, la Batalla de Covadonga pudo ser vencida por Pelayo gracias al valor del primero de los Sandovales. Fray Prudencio Sandoval recoge la leyenda en su Descendencia de la casa de Sandoval, Duques de Lerma. Según esa genealogía, los Sandovales originalmente «se llamaban Sando Cuervo, y eran del linage de los Godos… y cuando se perdió España se juntaron a la defensa della con el Infante don Pelayo, y fueron los principales en levantarlo por Rey, y hazer guerra a los moros». El cronista describe una «sangrienta refriega» en la que los godos vencidos se vieron obligados a retirarse. Los moros insistían en perseguirlos y sin duda les fuera muy mal si un valiente caballero, llamado Sando Cuervo, no les hiciera rostro con sus grandes fuerzas y valentía. Atravesó en el estrecho camino un gran madero… y con su sola espada y escudo solo se puso a pelear con los Moros […] y los detuvo tanto, que aunque los enemigos rompieron el madero, y mataron a este valiente caballero, el rey Don Pelayo tuvo lugar de recoger todos los suyos, y ponerlos en orden, y volver a la pelea, en la cual con el favor del cielo vencieron.

Por su parte, Roque Chabás, en su Historia de la Ciudad de Denia, 1874, p. 193 recoge una versión complementaria:

Los hijos de este conde fueron los primeros que se honraron con el apellido de Sando Valedor o Salvador, de donde se dijeron Sandovales o Salvadores. Esto último lo tomaron del famoso valimiento que hizo uno de sus abuelos, que se llamaba Sando Cuervo, al rey don Pelayo, pues pidiéndole este que le valiese, como le gritase «Sando valme, Sando valme», le valió atravesando una viga en cierto paso estrecho donde el rey peligraba. Pero, si bien se libró este, Sando pereció por sacarle del peligro. En memoria de este hecho llevaban estos caballeros en su escudo una viga azul atravesada en campo de oro. Trocóse después dicha viga azul en negra, porque un heredero de esta casa sacando, por mandato del rey don Enrique I, un nido de pájaros en Palencia, dejó caer una teja que, dando en la cabeza del mismo rey, le causó la muerte (1217), por lo cual tomaron el color negro de la viga en señal de sentimiento. Antes de tomar estos caballeros la viga, traían en su escudo un cuervo en campo de oro.

 

 

 


 

 

el artículo en pdf