Inicio
barra


facebook
La gente de Sandoval de la ReinaLo último incorporado
Escríbenos y mándamos información, saludos o imágenes. Gracias.
   

Crónica del siglo XX de Sandoval de la Reina en el Diario de Burgos

1934 - La carretera de Ordejones a Sandoval de la Reina

 

Diario de Burgos - 30 de abril de 1934

Ecos de la provincia

La carretera de Ordejones a Sandoval de la Reina

Por tercera vez, acaso no por última, nos obligan las circunstancias a usar de la benevolencia acogedora que el Diario nos prestó en otras ocasiones, para insistir acerca del procedimiento que lleva al construcción que lleva este camino vecinal.

Si antaño nos asaltaron dudas de cierto orden, no son menos las que hoy tenemos y nos obligan a preguntar: ¿existe dinamismo administrativo en la institución más genuinamente representativa de la provincia? Con todo respeto para las personas y dejando a un lado lo subjetivo, creemos tener razón al contestarnos que si algo dinámico hay en esa institución, se dirige exclusivamente a problemas de primer plano afectos a pueblos de primer orden o categoría; para los humildes, para estos lugarejos sembrados por doquier, no hay sino menosprecio, pasividad que les obliga a dormitar en su infinita paz y apartamiento, con la ilusión de vivir y, en realidad, viven muriendo.

Aunque resulte ocioso recurrir a la historia tantas veces repetida, por ocioso que sea, conviene, ya que no en detalle, hacer síntesis de ella para mejor enjuiciar, y cargue con la poca o mucha responsabilidad aquel a quien corresponda.

Hace aproximadamente cinco años que la Diputación provincial sacó a subasta la construcción de nueve kilómetros de camino vecinal entre Los Ordejones y Sandoval de la Reina. Las obras fueron adjudicadas en unas noventa mil pesetas, de las cuales diecisiete mil aportaron, en concepto de subvención, los cinco pueblos interesados, no sin imponerse supremos sacrificios dada la escasa prolijidad de esta zona, casi desértica, que obliga a sus moradores a vivir con acentuada penuria. Se hicieron trabajos hasta recabar la piedra, faltando, solamente, los últimos toques para dar de paso el camino; pero hay que expropiar un pajar en Rioparaíso y el oportuno expediente hace suspender los trabajos «sine die» y ni se atisba el momento de llegar a término feliz este enojoso asunto. Parece que el expediente iniciado hace más de «tres años», está terminado, aunque, sin embargo, aun no surtió efecto alguno, y dudamos que lo surta siguiendo todo en el más lamentable abandono.

Esto es, en síntesis, lo que ocurre en este caso popularísimo ya en toda la región ¿Negligencia? ¿Desidia? Aplíquese cuantos adjetivos se quiera; nosotros tenemos el nuestro y no nos compete averiguar la causa fundamental de la «parálisis»; ahí están la Diputación y Obras Públicas, y ellas tienen la palabra para decirnos qué diablo se interpuso a este expediente. Por nuestra parte, la suspicacia nos hace pensar en algún obstáculo de orden político, mas si tal fuera, bastarda nos parecería la revancha en caso de tan poca monta y tan afecto a la mejor vida de unos cuantos pueblecitos.

¿Tendría algo de extrañar si los pueblos tomaran la cuestión en serio y cansados de tanto abandono se resolvieran a terminar el asunto, pasando por el camino sin esperar otros tres años a que se resuelvan los trámites administrativos? Cargada de razón encontraríamos esa actitud si, como parece, tampoco esta primavera se les deja pasar por esta pequeña arteria, que es algo consustancial a su vida. Luego vendrían responsabilidades; pero, ¿quién habrá de exigirlas con la fuerza de la razón y con qué fuerza moral?

Ángel Rojo
Palazuelos de Villadiego, abril del 34.

 

Comentario:
El autor no solo describe y valora el caso del casi acabado proyecto y sus circunstancias. También expresa cómo ve él esta tierra y las penurias de la gente que de ella vive.

 

 

página creada el 20/06/2019
estudio documental del Diario de Burgos de Manuel Gutiérrez (2019)