Inicio
barra


facebook
La gente de Sandoval de la ReinaLo último incorporado
Escríbenos y mándamos información, saludos o imágenes. Gracias.
             

Música

  Balbina Rodríguez González: cantares tradicionales 

Balbina, sandovalesa, es conocedora de cantares y recitados que se cantaban y decían en Sandoval de la Reina, que recuerda con gran memoria.

Aquí se recogen tres, directamente cantados o recitados por ella: el «Romance del Conde Olinos», «Mi madre no quiere» y «Rosina encarnada».

 

Romance del Conde Olinos

Amor más poderoso que la muerte (El Conde Niño) (á)

Versión de SANDOVAL DE LA REINA. Cantada por Balbina Rodríguez González, de 85 años de edad. Recogida el día 12/08/2018, por Salvador Alonso de Martín y comentada por él.

   Estaba Don Fernandito
2          dando agua a sus caballos
   Mientras sus caballos beben
4        La reina que le está oyendo
   –¡Mira hija, qué bien canta
6          –No es la serenita, madre,
que es el hijo del rey conde
8         que es el hijo del rey conde
–Si te vas a casar, hija,
10       ‒Si le manda matar, madre,
La primera campanada,
12             La segunda campanada,
La tercera campanada,
14        Donde allí nació una fuente
donde se curan los dedos
16              La reina que supo esto,
‒No vengas aquí, mi reina,
18      Antes, que éramos cristianos
y ahora, que ya somos santos,

la mañana de San Juan
a las orillas del mar
Fernandito echa un cantar
desde su palacio real
la sirenita del mar!
ni tampoco el serenal,
que a mí me viene a buscar,
con quien yo me he de casar.
le mandaremos matar.
me mande a mí degollar.‒
ya les van a administrar.
ya les llevan a matar.
ya les llevan a enterrar.
con un rico manantial,
y otros males que Dios da.
un dedo se fue a curar.
no nos vengas a estorbar.
tú nos mandaste matar,
no nos vengas a estorbar.


NOTAS
De niña la cantábamos, cuando saltábamos a la comba  —explica Balbina—.

Este popular romance, ampliamente difundido, se le conoce con diferentes nombres: El Conde Olinos, El Conde Niño, Don Fernandito… Es un romance novelesco que suele clasificarse entre los romances de amores con final trágico. Con frecuencia se encuentra combinado con otros: La boda estorbada y Gerineldo son los más comunes; incluso los tres juntos.

El motivo de las transformaciones mágicas está también presente en la baladística europea y en leyendas de todo el mundo. En la versión de Sandoval esas transformaciones se limitan a la fuente sanadora; aunque en muchas otras versiones pasan por otros estados naturales intermedios: el mundo animal de las aves (paloma, gavilán), el mundo vegetal (zarza, rosal), e incluso el inanimado (ermita, altar). La fuerza seductora del canto y el recurso lírico del mar como símbolo de las pasiones amorosas, junto a la negativa de la madre a los amores de los jóvenes, constituyen los elementos principales del romance. Si alguna peculiaridad hemos de destacar de esta versión de Sandoval es el original motivo de la enumeración de las campanadas para detallar la muerte de los amantes. En el verso 10b, administrar hace referencia a la administración de los sacramentos propios previos a la muerte.

Salvador Alonso Martín

 

El 21 de agosto de 2021, estando acompañada de Saito Cidad, Maxi Marquina e Iselda, recitó otro par de cantares. Son estos:

 

Mi madre no quiere

Mi madre no quiere que vaya al molino
porque el molinero se mete conmigo.
Se mete conmigo, me toca la falda.
Por eso mi madre no quiere que vaya.

 

Rosina encarnada

Ya venimos de la guerra de África,
porque todo lo trae la pasión,
ya venimos de la guerra de África
porque todo lo trae el amor.

Al marcharme, Rosina encarnada
me decías que tú me esperabas
y ahora vengo a casarme contigo
y me encuentro que ya estás casada.

Sí que es cierto que yo estoy casada,
mis padres la culpa han tenido,
que juraron de darme la muerte,
si seguía tratando contigo.

Si tus padres la culpa han tenido
que de muerte a ti te amenazaban,
ellos van a pagar con la vida
y también tú, Rosina encarnada.

Si tú gastas puñal de dos filos,
si la muerte me vienes a dar.
Mira, mira, matarás una fiel criatura
que en mi vientre inocente lo está.

Yo no mato una fiel criatura
que es un ángel que vive inocente.
Cuando nazca y en el mundo viva,
a ti sola te daré la muerte.

Ya da a luz la Rosina encarnada,
una niña, más bella que el sol
Y Rosina la ponen por nombre
porque su padre así lo mandó.

A los quince días sale a misa
y su novio al encuentro salió.
Buenos días, Rosina encarnada,
ahora vengo a lograr mi intención.

Si tú gastas puñal de dos filos
y la muerte me vienes a dar,
mira, mira, que te llevan preso
y la Guardia Civil por detrás.

Yo no siento que me lleven preso,
ni la Guardia Civil por detrás,
me has estado engañando dos años
y ahora los vas a pagar.

Me lo enseñó mi abuela, dice Balbina, mi abuela Petra.

Como dijo, durante este rato, Maxi Marquina, Balbina tiene un amplio repertorio de cantares y recitados.

En este enlace puedes escuchar la versión de la canción cantada por Joaquín Díaz.

 

 

 

   


 

 

 

 

agradecimiento a Balbina Rodríguez que, con su colaboración y acuerdo, hizo posible la publicación de esta página
agradecimiento a Salvador Alonso de Martín (que grabó, comentó y cedió para esta página la grabación del romance del Conde Olinos)
agradecimiento a Guillermo de Jorge que facilitó la copia grabada y la información escrita recopiladas por Salvador Alonso
agradecimiento a Saito, Maxi e Iselda que posaron con Balbina para este trabajo
página creada el 23/02/2022