Inicio
barra


facebook
La gente de Sandoval de la ReinaLo último incorporado
Escríbenos y mándamos información, saludos o imágenes. Gracias.
¿quieres hacer una búsqueda en este sitio? En Google escribe site:sandovaldelareina.com como en el ejemplo:

site:sandovaldelareina.com "aceitera"   buscarás las páginas con las palabras deseadas, solo de este sitio

  Libro de la Crónica de la Parroquia de Sandoval de la Reina 

  Crónica décimo tercera 

 Agravios a su Divina Majestad, etc, etc, etc, - 1920 

Crónica décimo tercera              (Ireneo Rilova López)

Agravios a su Divina Majestad, etc, etc, etc

Folio 6º [reverso]

Año de 1920

Agravios a su Divina Majestad, etc, etc, etc

Celebrándose la procesión del Santísimo Corpus Christi en su festividad día tres de junio de mil novecientos veinte, varios jóvenes de esta localidad desde la misma Torre profirieron varias voces descompuestas seguidas de repiques de campanas como a muerto, a quema, arrebato, tentenublo, etc., cediendo en escarnio y burla de su Divina Majestad, teniendo el párroco con S.D.M. en las manos que protestar públicamente de tales hechos sin que nadie intentase de reprimir dichos actos y que las voces se repitieron varias veces durante la procesión, causando esto un acto delictivo de Lesa majestad divina, su culto y devoción de los fieles. 

Terminada la procesión se repitieron los mismos repiques de campanas, teniendo el Párroco, revestido de los ornamentos sagrados que protestar de nuevo ante los vecinos y autoridades todas y pedir justicia de las mismas Autoridades de palabra y defendiendo como Sacerdote etc. el libre ejercicio del culto con energía, etc., y censurando se tolerase desde la misma casa de Dios tanta burla y escarnio a su Divina Majestad, puesto que las Autoridades se hacían impasibles y aun pidiendo justicia el párroco, no se hizo por amonestar a los jóvenes y mucho menos encerrarlos en el calabozo, como era natural a un hecho tan repugnante y bochornoso.

Estando acostumbrados los jóvenes a cometer ya muchos actos delictivos dentro del Templo durante los oficios divinos ya de la mañana ya de la tarde, sin que haya castigo alguno por parte de ninguno, el párroco cumpliendo su obligación ha protestado ya muchas veces desde el altar al ofertorio de la Misa, reprendiendo y llamando la atención para su corrección por temer se avecinarían abusos mayores, que por desgracia llegaron, y hasta pedir justicia y presentar a la autoridad los delincuentes para su castigo, y sin embargo nada se ha hecho, sin atender al requerimiento del Párroco. El Párroco por celoso y enérgico que sea cuando las Autoridades no le ayudan y los padres consienten en que sus hijos falten, sin reprenderlos, qué hacer en este caso ?, pues persistir en reprimir esos desafueros por la palabra y [Folio 7 anverso] el ejemplo y oración a su Divina Majestad para que se apiade de este pueblo que le confiesa de boca a y no de corazón.

No omitiré otro hecho más brutal cual es el de haber caído piedras o tirado desde la Torre por dichos jóvenes a la procesión, habiendo caído una en el mismo palio (según rumores), pues el Párroco al entrar en el Atrio de la Iglesia, acordándose que en otras procesiones se han arrojado de la Torre palos sobre la procesión (y todo ello para muchos vecinos no es nada una inocentada) sintió una fuerte impulsación en su corazón al oír como le decían, una piedra cae sobre el palio bajo el cual va Su Dª M, ahora, ahora, ya cayó y como casi percibir el golpe en el mismo Palio. Esto es vergonzosísimo y un corazón cristiano se ruboriza, es decir, sin ser cristiano, porque ya que os queda Dios mío ? quedar relegado en el sagrario como un prisionero sin tener la seguridad podáis salir libre por las calles de la población y tampoco mostraros patente en vuestro Sagrario de Amor sin libraros de las burlas de los mentecatos y cobardes cristianos.

Ante tan tamaña ingratitud, dispuso el párroco se hiciese la novena del Sagrado C. de Jesús excitando al pueblo acudiese el mayor número posible y que las comuniones que se hiciesen el día de la fiesta del Sagdo. C. de Jesús, fuesen de desagravio y que prepararía a los niños de primera comunión para este día y con el mismo objeto.

El párroco para que esto se castigase, puso la denuncia por escrito, además de denunciarlo de palabra, a ambas autoridades, que a decir verdad tratan en su proceso de ocultar los hechos lo más posible y sean de poca monta, y que causaría perjuicios al pueblo, y este no vería con buenos ojos tal denuncia con seguimiento de mal querer al párroco y otras excusas de tener mucho miedo de querer simpatizar más con los delincuentes y familias que con Dios, sintiendo más la deshonra del pueblo ante otros, que la ofensa inferida a Dios y etc. que se omiten.

Se ha dado cuenta al Sr. Arcipreste del distrito, y aquí para que conste para siempre, y llegue a leerse hasta por el Prelado de la Diócesis, cuando venga de visita, si es que antes no se le comunica hecho tan infame, pues a decir verdad creo en general no se siente la ofensa hecha a Su Divina Magestad, se siente más que haya divulgado y divulgue por los pueblos limítrofes y esta parroquia se agrave más en su poca fama, con la particularidad de [Folio 7 reverso] no se mire al párroco bien, por haber denunciado el hecho y se llegue a castigar (si merece llamarse castigo) por las Autoridades, porque se dice que ese acto cometido por los jóvenes no es nada, y que el párroco se impone sobre el pueblo exigiendo el castigo, y que por lo mismo el párroco merece salga de noche.

Pues tan tamaña osadía de malvados y cobardes cristianos, no es querer renovar aún la Crucifixión del Señor y de tener peor corazón que los mismos fariseos ? (si es que muchos cristianos de hoy en día merecen ese nombre, que aun llamarle fariseos es honrarles mucho). La pena impuesta a tan infame delito es, tres días de fiesta de arresto en la casa municipal y dos pts [pesetas] de multa a cada individuo que se han de emplear en dos hachas de cera y arderán en los dos hacheros (1) del Altar Mayor durante la misa parroquial de los días festivos.

Los jóvenes delincuentes y que se les impone esa corrección son: [cita los nombres de diez jóvenes] y otros dos más que ahora ignoro quienes son.

La pena impuesta no se ha cumplido, pues el arresto solo lo sufrieron un día festivo por tres horas, teniendo libertad de salir a la calle y de celebrar juerga, permitiéndoseles jugar y beber el vino correspondiente, con lo que cedía en burla y escarnio, así es que las autoridades avisadas ya de antemano, parecía obraban, pero en menoscabo de la autoridad y quedando en pie la ofensa de Lesa Magestad, defendida por quienes de ella la habían recibido. No todo se comenta en ésta, por no poder aguantarlo un alma cristiana, pues ha [sic] quienes han dicho que no se castigue, por no indisponerse con algún vecino que es primero que Dios.

Cierro esta crónica del todo confuso y aterrorizado de tanta etc, etc, pero constando mi protesta más enérgica, y condenando la actitud de las Autoridades [cita al Sr. Alcalde y al Sr. Juez], que por orgullo a su pueblo, consintió en no castigar tal delito (que como tal no le tiene) por no darle la gana y serle así un triunfo.

Sandoval de la Reina 24 de junio de 1920

El párroco

Ireneo Rilova

 

(1) Hacha: Vela de cera, grande y gruesa, de forma por lo común de prisma cuadrangular y con cuatro pabilos.

    Hachero: Candelero o blandón que sirve para poner el hacha de cera (DRAE)
.

 

 

 

Nota: Se han ocultado los nombres de las personas acusadas por el párroco porque, evidentemente, no pueden ejercer el derecho de réplica.

 

A partir de 1917 España se caracteriza por la inestabilidad política y la conflictividad social.
La crisis política es continua por la presión social, la inestabilidad de la alternancia en el poder y el consiguiente turnismo, y se deteriora del poder civil.
Los gobiernos van cayendo y se establecen otros.
Al acabar la Primera Guerra Mundial Europa está destruida y los países tienen que rehacerse, por lo tanto el comercio internacional entra en crisis.
Lo que España vendió durante la guerra deja de venderse y por lo ello entra también en crisis.

El trienio de 1918-1920 se caracteriza por un descenso de la producción y aumento de paro, con la consiguiente conflictividad social, y disminución de los beneficios.
Donde más se notó fue en las zonas pobres y en las industriales.
En Andalucía y Extremadura los jornaleros se asocian a sindicatos durante el trienio bolchevique (comunistas).
La tierra para el que la trabaja.
Reprimido el movimiento, la agitación en el campo decae un poco.

(adaptado de monografias.com)

página creada el 18/01/2011