Inicio
barra


facebook
La gente de Sandoval de la ReinaLo último incorporado
Escríbenos y mándamos información, saludos o imágenes. Gracias.
                

Biografía de Alfredo Andrés González (religioso amigoniano)

Biografía, semblanza y fotografía recogidas de:

Juan Antonio Vives Aguilella, TC, Necrologio amigoniano (2000-2014), Valencia 2014.

 

Fr. Alfredo Andrés González (1933-2013)

Fechas destacadas

• 08-03-1933 Nace en Sandoval de la Reina, Burgos (España). Son sus padres Severino y Juliana.
• 11-03-1933 Bautizado en la iglesia parroquial de Sandoval de la Reina.
• 20-10-1935 Confirmado en Sandoval de la Reina.
• 18-10-1946 Ingresa en el Seminario San Antonio de Pamplona.
• 18-09-1948 Llega al Seminario San José de Godella.
• 03-10-1949 Viste el hábito en el Noviciado San José de Godella.
• 04-10-1950 Emite en el Noviciado San José de Godella los primeros votos.
• 05-10-1950 Enviado a la Escuela de Reforma San Vicente Ferrer de Burjassot.
• 01-06-1953 Destinado a Venezuela, formando parte de la comunidad fundadora de la Colonia de Menores Isla Tacarigua, Maracay (Carabobo).
• 17-03-1954 Va como educador al Instituto Cecilia Mujica de San Felipe (Yaracuy).
• 04-10-1956 Profesión perpetua en San Felipe.
• 08-11-1957 Queda incardinado en la Delegación General de Venezuela.
• 15-09-1958 Al iniciar actividades el Colegio Fray Luis Amigó de San Felipe, es enviado como profesor.
• 14-09-1961 Es enviado al Colegio Fray Luis Amigó de Caracas.
• 07-09-1968 Se crea la Cuasiprovincia de Venezuela y queda incardinado en ella.
• 11-07-1969 Asiste, como delegado de los religiosos no sacerdotes de la Cuasiprovincia de Venezuela, a la segunda sesión del XIII Capítulo General.
• 11-07-1971 Nombrado ecónomo de la Cuasiprovincia de Venezuela.
• 02-08-1974 Confirmado ecónomo de la Cuasiprovincia.
• 02-08-1975 Al suprimirse la Cuasiprovincia de Venezuela, queda incardinado en la Provincia la Inmaculada.
• 13-01-1977 Nombrado ecónomo de la Delegación Provincial del Caribe.
• 20-09-1977 Trasladado al Colegio Fray Luis Amigó de San Felipe como administrador y coordinador de enseñanza primaria.
• 05-06-1978 Nombrado de nuevo ecónomo de la Delegación Provincial del Caribe.
• 02-02-1992 Con la reestructuración de la Congregación, queda incorporado a la Provincia del Buen Pastor y continúa en el Colegio Fray Luis de San Felipe.
• 01-08-2003 Va a España para un año sabático y se integra en la comunidad de las Escuelas Profesionales Luis Amigó de Godella.
• 01-08-2004 Regresa a la Provincia y a la comunidad del Colegio Fray Luis Amigó de San Felipe.
• 29-05-2013 Fallece en San Felipe.


Biografía

Alfredo Andrés González nace en Sandoval de la Reina, Burgos (España) el 8 de marzo de 1933, y sus padres –don Severino Andrés y doña Juliana González– lo presentaron a bautizar tres días después, el 11, en la parroquia del lugar.

Pasados dos años, recibiría, en la misma iglesia, el sacramento de la confirmación el 20 de octubre de 1935.

Con trece años, ingresa, el 18 de octubre de 1946, en el Seminario San Antonio de Pamplona, en el que inicia los estudios de latín y humanidades. Posteriormente, el 18 de septiembre de 1948, pasaría al Seminario San José de Godella, donde haría su postulantado como hermano coadjutor.

En la víspera de San Francisco de 1949, viste, en el Noviciado San José de Godella, el hábito amigoniano e inicia el noviciado, que concluiría el 4 de octubre de 1950 con la profesión de los primeros votos. Para entonces hacía ya dos años que había emitido los votos su hermano Abel.

Años después, profesaría otro de sus hermanos, Ernesto, en 1952 y en 1966 lo haría su hermana Eva, como terciaria capuchina.

Tan pronto como profesa, es enviado a la Colonia San Vicente Ferrer de Burjassot, donde recibe su bautismo en el ejercicio de la misión específica de la Congregación. Y aquí, en Burjassot, permanece, hasta que el 1 de junio de 1953 es enviado a Venezuela, formando parte de la comunidad que se hace cargo de la Colonia de Menores de la Isla Tacarigua a principios de agosto del mismo año 1953.

Cuando se cumplían siete meses de su llegada a Tacarigua, es destinado, el 7 de marzo de 1954, al Instituto Cecilia Mujica de San Felipe, de cuya comunidad fundadora forma parte también tan sólo dos días más tarde.

Aquí, en el Instituto Cecilia Mujica, emitiría sus votos perpetuos el 4 de octubre de 1956 y aquí, tras frecuentar y aprobar el curso correspondiente, que se llevó a cabo en la propia institución por iniciativa de fray Enrique Gracia García, obtuvo el título de contable, avalado por el Ministerio venezolano de Educación.

Aún se encontraba aquí, cuando el 8 de noviembre de 1957 se crea la Delegación General de Venezuela, en la que se incardina.

Cuando, el 15 de septiembre de 1958, inicia sus actividades el Colegio Fray Luis Amigó de la misma ciudad de San Felipe, pasa a esta nueva Casa, como profesor. Y desde aquí iría, también como profesor, al Colegio Fray Luis Amigó de Caracas el 14 de septiembre de 1961.

A partir del 11 de julio de 1969, toma parte en la segunda sesión del XIII Capítulo General, que se desarrolla en Pamplona, como delegado de los religiosos no sacerdotes de la Cuasiprovincia de Venezuela, que se había erigido el 7 de septiembre de 1968, y en la que había quedado incardinado.

En los nombramientos que efectúa el Gobierno General el 11 de julio de 1971, es designado ecónomo de la Cuasiprovincia, y tres años después, el 2 de agosto de 1974, es confirmado en el cargo.

Al suprimirse la Cuasiprovincia de Venezuela, el 2 de agosto de 1975, queda incardinado en la Provincia de la Inmaculada y, cuando el 29 de abril de 1976 se erige la Delegación Provincial del Caribe, se integra en la misma, y en los nombramientos que se efectúan para dicha Delegación, el 13 de enero de 1977, es designado ecónomo de la nueva demarcación provincial. Este mismo año 1977, pero con fecha del 20 de septiembre, sería permanencia en Caracas.

En su nueva etapa en San Felipe –que se alargaría hasta el final de sus días– ejerce el cargo de administrador y, durante unos años, también el de coordinador de enseñanza primaria.

Al poco tiempo de regresar a San Felipe, es nombrado de nuevo, el 5 de junio de 1978, ecónomo de la Delegación Provincial del Caribe. Y en San Felipe se encontraba, cuando, el 2 de febrero de 1992, se creó la Provincia del Buen Pastor, en la que pasó a estar incardinado.

En agosto de 2003, viaja a España de vacaciones y solicita a los superiores poder permanecer un año sabático en alguna de las comunidades del país y, destinado a la comunidad de las Escuelas Profesionales Luis Amigó de Godella, trascurre en ella el tiempo de descanso y actualización.

De regreso a Venezuela, en agosto de 2004, reemprende sus obligaciones en el Colegio de San Felipe y dedicado a ellas se encontraba, cuando tiene que someterse a una operación en Barquisimeto, de la que ya no se recuperó, falleciendo en esta ciudad venezolana el 29 de mayo de 2013, cuando contaba ochenta años de edad, cumplidos hacía poco, y sesenta y tres de vida religiosa.

Su funeral fue altamente emotivo y concurrido. Colocando el féretro en el gran patio central del Colegio de San Felipe, en el que transcurrieron cuarenta de los sesenta años que estuvo en Venezuela, fue rodeado por cientos de alumnos que le hacían guardia de honor, por padres de familia, por docentes y empleados y, por supuesto, por sus hermanas y hermanos terciarios capuchinos y seglares comprometidos con el carisma amigoniano. Hasta el obispo se quiso hacer presente por medio de un mensaje de condolencia que leyó uno de los sacerdotes diocesanos asistentes. Su cuerpo reposa en su querido San Felipe.


Semblanza

Uno de los rasgos más identificativos de la personalidad humano espiritual de fray Alfredo Andrés González fue, sin duda, su capacidad de encarnación –o si se prefiere de inserción o inculturación– en la realidad de aquellos a quienes fue –y se sintió– enviado.

Fue esta capacidad la que hizo de él un «venezolano por libre elección». A Venezuela llegó siendo un joven de veinte años recién cumplidos y en Venezuela inició su eterno con ochenta. En Venezuela transcurrieron los mejores años de su vida. Y Venezuela, a través de sus gentes, lo acogió y consideró como «suyo», como lo quiso testimoniar de alguna manera el municipio de San Felipe al declararle hijo adoptivo de la ciudad. A Venezuela –y más concreta y particularmente a los sanfilipeños– entregó, como «venezolano de pura cepa» que se consideraba, lo mejor de sí mismo, compartiendo con alumnos, padres de familia, profesores, empleados, conocidos…, la propia riqueza humana y espiritual.

Y tal llegó a ser su identificación, amor y fe a la nación que lo acogió, que, cuando se le declaró el tumor en el pulmón y los superiores y familiares le sugirieron e insistieron en que se trasladase a España para ser atendido clínicamente, él, con confianza plena en el sistema sanitario venezolano, quiso ser intervenido allí.

Junto a esa capacidad de encarnación, que le llevó a vivir en propia carne el ideal evangélico de ser capaz incluso de morir, cual grano de trigo, para fructificar, hay que destacar también su natural inclinación a acoger benigna y alegremente a cuantos a él se acercaban y a compartir, de corazón, sus inquietudes. Así lo destacó en su día una hermana terciaria capuchina que lo trató de cerca largos años: llegar al San Felipe, al Colegio Fray Luis Amigó, en el que fray Alfredo era administrador, era llegar a Betania, a la casa del amigo, pues él compartía gratuitamente todo lo que había recibido y, enamorado del Dios que se hizo prójimo del hombre, también él se hizo prójimo de cuantos pasaban a su lado, sabía hacerse uno con todos. Y a la hora de compartir un dolor o aconsejar en un problema, lo hacía con un amor concreto hecho servicio.

Con su natural bondadoso y tendente al optimismo y alegría, contribuyó también –y mucho– al buen ambiente de las comunidades a que perteneció, creando clima de verdadera fraternidad.

En su vida de oración era, como buen castellano, sobrio, pero sincero y comprometido. Destacó, en este sentido, por su filial cariño a Nuestra Madre y al padre Fundador.

Bibliografía:

Andrés, Abel, Recuerdo de Alfredo Andrés (1933-2013), en Amigonianos. Provincia Luis Amigó, p. 130 y Vives, Juan Antonio, Venezolano por libre elección, en Pastor Bonus 62 (2013) n. 122.

60 Cf. Robles, Margarita, Carta a la hermana Eva Andrés González del 1 de junio de 2013.

 

 

 

        





        


        


        


        


        


        




 

 

 

 

página creada el 15/08/2019