Inicio
barra


facebook
La gente de Sandoval de la ReinaLo último incorporado
Escríbenos y mándamos información, saludos o imágenes. Gracias.
                    

Marzas de Fuenteodra y Villamartín de Villadiego: El vino de Sandoval de la Reina

Recuperamos de la web de Valdehumada el texto de estas dos marzas, en las que se pone en solfa la calidad del vino de Sandoval y otros pueblos vecinos. Seguramente, por lo ácido que en los tiempos antiguos resultaba el vino Churro de aquellos pagos. Son marzas de Fuenteodra y de Villamartín de Villadiego.

Los marceros, mozos del pueblo, seguro que preferían para estas ocasiones especiales, vinos de mayor ejundia. Piden, en particular, vino de Ribera o de Roa.

Las marzas fueron recopiladas por Iván Ortega-Santos, profesor asociado del Departamento de Lenguas y Literaturas del Mundo, de la Universidad de Menphis, insigne lingüista, descendiente de Fuenteodra por línea paterna, autor de numerosas publicaciones.
La recopilación, realizada entre 1997 y 1998, la tituló:

"Lo que me cantaron en Valdehumada": Los textos incluidos en esta recopilación pertenecen a la tradición oral del valle de Humada en la Montaña Burgalesa, partido judicial de Villadiego. En ella se entremezclan Marzas, Sacramentos, Mandamientos y Canciones de Reyes con cantares de ciegos, calvarios, cantares de bodas y canciones de fuera del valle e incluso de fuera de la región.

Como muestra, el recorte de la imagen del texto de Fuenteodra se limita al fragmento que cita a Sandoval.
En el recorte de la imagen de la de Villamartín de Villadiego se ha reproducido íntegramente la marza tal como figura en la web de Valdehumada. Los textos de ambas se transcriben íntegros a continuación de las imágenes.

 

 

De las marzas de Fuenteodra

Fuenteodra, Agosto 1997. Informantes: Ceferino, Porfirio, Nino. Incompletas.

Ábranse las puertas,
cierren las ventanas
que vienen los mozos
a cantar las Marzas. (2 v.)

¿Cantamos o rezamos o qué nos mandan? (sin cantar) (a)

No es descortesía,
ni es desobediencia
en casas tan nobles
cantar con licencia. (2 v.)

Con vuestro permiso
iremos cantando
unas Marzas nuevas
que hemos sacado. (2 v.)

Nos parecen buenas
para nuestro agrado,
mejor nos parece
si nos diera un trago. (2 v.)

Algunas doncellas
también advertimos
que nos van perdiendo
algunos estilos. (2 v.)

El Día del Ángel
es acostumbrado
el dar a los mozos
para echar un trago. (2 v.)

El vino ha de ser bueno,
ha de ser de fiar.
No ha de ser
ni de Villanueva,
ni de Sandoval
, (2 v.)

ni de Sotresgudo,
ni de eso de Tapia, (b)
porque hay que estar siempre
desdando la trampa. (2 v.)

Y por eso mismo
nos deben de dar
vino de Ribera
que es más natural. (c)

También recibimos
higos entre pasas,
cuartos para vino
para remojarlas. (2 v.)

Traemos un burro
cargado de titos
que vienen de cocos (*)
hasta los hocicos. (2 v.)

Traemos un burro
cargado de arvejas
que vienen de cocos
hasta las orejas. (2 v.)

Traemos un burro
cargado de nada
que ronca por huevos
y buenas tajadas. (2 v.)

No tengáis miedo
a vuestros maridos,
por debajo cuerda
danos un traguillo. (2 v.)

Si queremos vino
que sea natural,
que sea de Roa,
que calienta más. (2 v.)

No lo queremos
de Villadiego,
ni eso de Tapia,
porque hay que estar siempre
desdando la trampa. (2 v.)

Marzo florido
seas bienvenido,
que Enero y Febrero
bien nos han jodido. (2 v.)

Marzo ventoso,
Abril lluvioso
sacan a Mayo
florido y hermoso. (2 v.)

Levántate Dona (d)
de culo redondo
a darnos los huevos
que están tras del horno. (2v.)


Notas:

(a) En Fuenteodra se rezaban dos padrenuestros, uno al ángel de la guarda y otro por las intenciones de la casa.

(b) Juego de palabras: 'ni eso de tapia', es decir, de bragueta.

(c) Variante: 'Vino de Ribera / y no de Tapia, / porque hay que estar siempre/ desdando la trampa.'

(d) Variante: 'Levanta culona / de culo redondo'

(*) Gorgojos.

 

 

De las marzas de villamartín de Villadiego

Villamartín, Septiembre 1997, cuaderno facilitado por Felicitas. Al parecer estas son las Marzas tradicionales del pueblo, aunque no he podido encontrar informantes que confirmen este extremo. Falta la página inicial, pero en el fragmento de hoja que quedó se adivina el principio:

«Si es descortesía / o es desobediencia, / en casas tan nobles / cantar sin licencia. /
Si nos da licencia, / señor, cantaremos, / con mucha prudencia / las marzas diremos».

La ortografía incluía errores como “buenas belas”, “anjeles” o “ribera”. En gran parte coincide con las Marzas de Fuenteodra.

…huevos pedimos,
que si nos dan algo,
que si no nos fuimos
a los santos Cielos
de donde venimos.

Ángeles somos,
del Cielo venimos,
que si nos dan algo,
que si no nos vamos
a los santos Cielos
de donde bajamos.

El ángel bendito
con nosotros viene.

Nos parecen buenas
para nuestro agrado,
más nos agradará
si nos diera un trago.

El vino ha de ser bueno,
no ha de ser de fiar,
de Villadiego
ni de Sandoval,
ni de Sotresgudo,
ni de eso de Tapia,
porque hay que estar siempre
desdando la trampa.

Y por eso mismo
nos habéis de dar
vino de Ribera,
que es más natural.

Y no tengáis miedo
a vuestros maridos,
por debajo cuerda
nos dais un traguillo.

Y no tengáis miedo
en dar muchos cuartos,
echarán en falta
el día de Jueves Santo.

Es bien parecido
que pongan los mozos (¿las mozas?)
unas buenas velas
con dinero de otro.

Ya os viene el tiempo,
pulidas casadas,
de que deis limosnas
a esta gente honrada.

Abran las puertas,
cierren las ventanas,
que vienen los mozos
a cantar las Marzas.

Que si son gustosos
el que las cantemos,
diez mandamientos
que guardar debemos.

Aquí hemos llegado
con salud completa.
Si es descortesía
o es desobediencia
en casas tan nobles
cantar sin licencia.

Pues con su permiso
iremos cantando
unas Marzas nuevas
que habemos sacado.

Que si nos dan algo,
que si no nos vamos.

Aquí traemos un burro
cargado de no nada,
no ronca por hierba,
paja ni cebada,
que ronca por huevos
y buenas tajadas.

Picóle la mosca
y se nos fue al agua.
Traemos un burro
cargado de garbanzos,
que le llegan
hasta los zancajos.

Nos vamos al templo,
hacer buenas obras,
como siempre ha sido.
Contarán los curas
cuatro chascarrillos.

Algunas doncellas
también advertimos
que van perdiendo
algunos estilos.

El día de Pascua
es acostumbrado
el dar a los mozos
para echar un trago.

Abran las despensas,
corten sin ?,
queremos los mozos
chorizo de largos.

 

 

Marzas es el nombre que reciben los cantos con los que se recibe al mes de marzo, conmemorando así la llegada de la primavera. Se cantan el último día de febrero o el primero de marzo en numerosas localidades ubicadas en la zona norte de España, como en Burgos y Cantabria, así como, en menor medida, en Asturias, León, Palencia, Salamanca, Soria, Valladolid y Vizcaya.

Los grupos marceros estaban compuestos por varones, ya que la ley y la costumbre de las marzas no consienten más que a "mozos solteros", por ser este "un derecho indiscutido de todo mozo soltero".

Recibían dádivas que invertían en las sobremarzas: comida, merienda o cena festiva, que se celebraban "el domingo de comer las marzas" o domingo siguiente al día en que se pedían.

El contenido de las coplas dependía del vecino destinatario. Entre otras, las había galanas o floridas, si respondían a un recibimiento hospitalario y solidario, y rutonas si pretendían satirizar y censurar la tacañería, el engaño y la actitud insolidaria con la que, en algunas casas, se solía acoger la presencia de los marzantes.

Wikipedia

 

 

con el acuerdo y la autorización de Iván Ortega-Santos
agradecimiento a la web de Valdehumada, a los informantes de los pueblos de Fuenteodra y Villamartín de Villadiego y a Iván Ortega-Santos, que recopiló y comentó los textos
página creada el 03/01/2021