Inicio
barra


facebook
La gente de Sandoval de la ReinaLo último incorporado
Escríbenos y mándamos información, saludos o imágenes. Gracias.
                                                                       

  Via Crucis 

De las 14 estaciones que formaban las láminas del via crucis que estaban puestas en la iglesia, hasta ser sustituido por el actual, quedan 13, no todas en buen estado de conservación, si bien algunas están muy bien conservadas.

Son láminas adquiridas para la iglesia presumiblemente a finales del siglo XIX o principios del siglo XX.

Están almacenadas en Sandoval de la Reina.

 

1ª Estación - Jesús sentenciado a muerte

 

2ª Estación - Jesús cargado con la Cruz

 

3ª Estación - Jesús cae por primera vez bajo el peso de la Cruz

 

4ª Estación - Encuentro con la Virgen

 

5ª Estación - El Cirineo ayuda a Jesús a llevar la Cruz

 

6ª Estación - La Verónica enjuga el rostro de Jesús

 

7ª Estación - Segunda caída en el camino de la Cruz

Falta.

 

8ª Estación - Jesús consuela a las hijas de Jerusalén

 

9ª Estación - Jesús cae por tercera vez

 

10ª Estación - Jesús despojado de sus vestiduras

 

11ª Estación - Jesús clavado en la Cruz

 

12ª Estación - Jesús muere en la Cruz

 

13ª Estación - Jesús en brazos de su Madre

 

14ª Estación - El cadáver de Jesús puesto en el Sepulcro


En algunas láminas, en el reverso figura esta indicación.

Don Mariano Oviedo Sanz fue Cura Párroco de Sandoval de la Reina, al menos entre 1897 y 1911.


Detalles de los pies de algunas láminas

 

 

   

 

 

 


 

Cómo se reza el Via Crucis - Esquema

- Enunciado de la estación.
- Presentación o monición que encuadra la escena.
- Texto evangélico correspondiente, con la cita de los lagares paralelos.
- Comentario al pasaje de la Escritura.
- Oración que pretende tener un tono de súplica.

Después nombrar cada una de las estaciones se puede decir:

      V. Te adoramos, Cristo, y te bendecimos.

      R. Porque con tu santa cruz redimiste al mundo.

Después se suele rezar un Padrenuestro y un Avemaría.

Finalmente, antes de comenzar la siguiente estación, y para mover nuestro espíritu de penitencia, de reparación, de asociarnos a la redención de Cristo, podemos decir:

      V. Señor pequé.

      R. Tened piedad y misericordia de mi .