Inicio
barra


facebook
La gente de Sandoval de la ReinaLo último incorporado
Escríbenos y mándamos información, saludos o imágenes. Gracias.
                                                                       

Alrededores: La media distancia     SANTANDER

 

(información extraída de la página del ayuntamiento de Santander)

Santander se encuentra situada a 144 Km. de Sandoval de la Reina. Puede parecer mucha distancia, pero la reconversión de la antigua carretera nacional en una autovía, hace que esté muy cerca.

Moderna y cosmopolita Santander, capital de Cantabria, disfruta de un entorno privilegiado. Situada al sur de una de las bahías consideradas más bonitas del mundo, Santander combina a la perfección la montaña y el mar, dejándose disfrutar apaciblemente desde cualquiera de sus numerosos miradores.

 

Con 180.000 habitantes, se perfila como una ciudad tranquila, en el que las once playas urbanas y la naturaleza que la envuelven, la convierten en un lugar perfecto para disfrutar y relajarse.

 

La ciudad ofrece alternativas para todos los gustos, activa y apacible al mismo tiempo, reúne todos los condicionantes para gozar la estancia.

 

SANTANDER MARÍTIMO

La Grúa de Piedra, que data de 1900, uno de los motivos más simbólicos de la ciudad, marca el inicio de esta ruta. A escasos metros encontramos el Palacete del Embarcadero, punto desde el que parten las conocidas "lanchas" a Somo y Pedreña desde hace más de cien años. Recorriendo el Muelle de Calderón nos encontramos con el grupo escultórico de los "Raqueros", imagen nacida de la tradición de algunos chavales que se lanzaban a la bahía en busca de las monedas que les lanzaban los paseantes.

 

Tomando como base el mar surge el Club Marítimo, que sirve de puerta de entrada a uno de los espacios más típicos de la ciudad, Puertochico. A continuación, se puede contemplar toda la riqueza prehistórica de Cantabria en el Museo Regional de Prehistoria y Arqueología. Continuando por la línea del mar a través de la calle Castelar encontramos interesantes construcciones como el CAR de vela, el Planetario y el impresionante Palacio de Festivales, que, con su nutrida programación, simboliza el espíritu cultural de la ciudad.

 

Por el antiguo dique de Gamazo encontramos el Museo Marítimo, donde podremos disfrutar más de cerca las bondades del mar. Ya en el Promontorio concluimos un itinerario que se puede continuar tras deshacer el camino y ascender por la escalinata que nos conducirá hasta la Avenida de la Reina Victoria. Atrás dejamos los edificios que rememoran la aristocracia de principios de siglo para adentrarnos en la belleza de las playas, la bahía y las montañas.

 

PENÍNSULA DE LA MAGDALENA

 

Nos adentramos en uno de los espacios más bellos y significativos de la ciudad, que cuenta con una superficie de 25 ha. y una gran variedad de especies arbóreas. Nada más iniciar el recorrido contemplamos el antiguo Campo, un Pabellón Municipal de Muestras y un Parque Infantil, frente al que se encuentra el monumento en homenaje a Félix Rodríguez de la Fuente. Continuando el recorrido podemos ver el Paraninfo y las Caballerizas Reales, hoy transformadas en residencia para los estudiantes extranjeros de la UIMP.

 

En nuestro ascenso dejaremos a nuestra derecha la playa de Bikinis para encontrarnos con el Embarcadero Real y pasear a la altura del Faro de la Cerda hasta llegar a la explanada que nos conducirá al Palacio de la Magdalena. Desde la cumbre de la península podremos disfrutar de impresionantes paisajes naturales y arquitectónicos

 

El Palacio Real, de influencias inglesas, fue inaugurado en 1912 y regalado por suscripción popular a los monarcas. Desde 1913 hasta 1930 constituyó la sede de verano de los reyes Alfonso XIII y Victoria Eugenia. Tras la restauración realizada hace pocos años, este singular edificio se ha convertido en la sede de los prestigiosos cursos de la Universidad Internacional Menéndez-Pelayo, convertidos hoy en día en referente cultural tanto nacional como internacional. En el descenso encontramos las tres carabelas que el marino cántabro Vital Alsar donó a Santander. A continuación encontramos un peculiar mini-zoo que alberga, en espacios naturales que reciben el agua directamente del mar, a un nutrido grupo de animales marinos.

 

El tren turístico Magdaleno facilita el viaje a todos aquellos que prefieran un itinerario más cómodo y con comentarios al respecto.

 

SANTANDER MONUMENTAL

Iniciamos la ruta a través de la Santander monumental partiendo de los jardines de Pereda poblados de cedros magnolios y palmeras que abrigan en su seno los monumentos dedicados a los nombres ilustres de Cantabria.

 

Al atravesar estos bellos jardines nos encontramos con el Banco de Santander , símbolo de la importancia de la ciudad para el desarrollo de la banca en España.

 

Avanzando apenas unos pasos nos encontramos con la plaza de Pombo y la característica arquitectura de sus edificios, entre los que destaca el Real Club de Regatas. La iglesia neobarroca de Santa Lucía nos acerca hasta el edificio de Banesto, construido en 1902 que destaca por su profusión ornamental.

 

La calle Hernán Cortés nos conduce hasta la Plaza Porticada, todo un símbolo de la ciudad. Acercándonos al mar encontramos el edificio regionalista de Correos y Telégrafos, construido en 1916 desde el que se puede partir en todas las direcciones. A continuación nos encontramos con el neoclásico Banco de España y el grupo escultórico conmemorativo de la reconstrucción de la ciudad tras el incendio de 1941 como precedente del importante conjunto monumental compuesto por la Iglesia del Cristo y la Catedral de Santander. Frente a esta importante obra arquitectónica se encuentra la Iglesia de la Compañía, ejemplo de templo jesuítico.
La comercial calle Juan de Herrera nos acerca al centro neurálgico de la ciudad donde está ubicado el
Ayuntamiento de Santander construido en 1907, y cerca del cual se encuentran el Museo Municipal de Bellas Artes, que alberga muestras pictóricas de paisajistas cántabros, y la Casa-Museo y Biblioteca de Menéndez Pelayo. Desde aquí hasta Cuatro Caminos, podemos experimentar el ambiente del corazón comercial de la ciudad.

 

Aunque Santander es una ciudad encantadora en la que te puedes perder durante más de un día, en sus alrededores hay parajes y localidades que merecen la pena ser visitados:

 

- Localidad de Comillas. Con el edificio de la universidad y “El Capricho” de Gaudí, entre otros edificios destacables.

- Parque Natural de Cabárceno. Paraíso faunístico de más de 750 Ha., donde te puedes perder un día entero viendo todo tipo de especies, algunas en peligro de extinción.