Inicio
barra


facebook
La gente de Sandoval de la ReinaLo último incorporado
Escríbenos y mándamos información, saludos o imágenes. Gracias.
                                                                       

  Descripción de Amaya para el Diccionario Geográfico de Tomás López 

Los curas de Amaya y Peones mandan la comunicación solicitada a las 15 preguntas de Tomás López para la elaboración de su diccionario geográfico:

Diccionario Geográfico de España,
Tomás López, s. XVIII. Inédito.
Tomo de Burgos.
Biblioteca Nacional de España.
folios 636 al 637

Puedes ver también más abajo la transcripción ...

... y el ''asombroso'' caso que citan los curas en este documento, y que mereció ser publicado en la Gazeta de Madrid de 29 de enero de 1779.

 

 

Transcripción de la descripción de Amaya

 

AMAYA Y PEONES

fol. 636rº.

 

D. Juan Barriuso y D. Pablo Barriuso, curas y beneficiados respective en las / Iglesias Parroquiales de las dos Villas de Amaya y Peones, satisfaciendo en quanto / nos es posible a la Carta e Interrogatorio inserto por el Geógrafo de los dominios / de S. M. el Rey, que Dios guarde, dirijida por el I. S. Arzobispo de este Arzobispado / de Burgos comunicada por su Vicario de este Arciprestadgo de Campo con Melgar,

Decimos: /

Que las dos villas unidas en un concejo corresponden al dicho Arci-/ prestadgo, cuia cabeza es Guadilla de Villamar, distante dos leguas agua abajo. Y siendo / de señorío, toma el título de Vizconde de Amaya y Peones, Quien le posee tiene Ar-/ mas fi?adas en la Casa de Ayuntamiento ignoramos el motivo de su concesión / a favor de la casa de los señores Orenses. Cada una de las villas tiene su Iglesia / parroquial sin dependencia ni unión, sus titulares lo son San Juan Bautista y / Nuestra Señora en el misterio de su Asumpción.

Distan de la Metrópoli y cabeza de Partido, que / es Burgos, nueve leguas de dicha ciudad, por el Norte confinan por este con la Peña titulada de / Amaya, por el medio día con la villa de Sandoval de la Reyna y lugar de Sotres-/ gudo, por el Lebante con los lugares de Villamartín, Congosto y Villabedón, / y por el  Poniente con la villa de Salazar realenga y lugar de Puentes.

La Villa de Amaya con la de Peones, famosa / más que dichosa (a la historia nos remitimos) ocupó sin duda muchas leguas / su jurisdición, que en el día se halla reducida a siete lugares  descontinuados, dis-/ tante el que más tres leguas a su medio día, y todos a prebención con la de la Villa / de Villadiego madre de el Ilustre compatriota el Padre Flórez, quien en el / progreso de su historia pisó el terreno, dio vista a ambas Villas, solicitó y pudo / recoger varias monedas, que en la destrucción de su poderío y imperio quedaron / sepultadas en su terreno, especialmente en las alturas de su Peña. Preguntados por el / fundador de la Antigua Amaya, responda por nosotros este grande historiador / como criado a la distancia solo de tres leguas el citado Padre y otros.

La situación de las dos Villas cae al medio día / de la famosa Peña de Amaya, cubriéndolas su elebación y beneficiando sus campos / con las aguas, que prodigiosamente nacen en sus alturas en diversos arroyuelos, / que riegan su redondez, y se reciven en Pisuerga a la distancia de tres leguas.

 

fol. 636v

En lo más elebado de la Peña retiene parte de ella el título, o vod [voz] de Castillo y con fu[n]d[amento] / registrándose a los ojos sus cimientos en materiales de Piedra, Cal, Tejas y ladrillo[s] fuertes, no teniendo otra entrada que la que en el día se llama Puerta, que es u[na] / cisura, o avertura artificialmente, al parecer hecha en el muro, que forma la Peñ[a] / cuia altura, por su situación tajada por todas partes, es claro, domina mucha / tierra a larga distancia, su longitud viene a estenderse el espacio de una legua / en toda la peña, ocupando su latitud tres quartas de legua, / por la que, mediante / un profundo valle, se enlaza por el Norte con una sierra, que compitiendo c[on] / su altura, magnitud y longitud toma la denominación de un lugar tit[ulado] / Albacastro.

Carecen las dos villas en todo su terreno de vosques, montes y ma[…] / y no se niega a introducir pastos convenientes a la crianza, y conserbación de ani-/ males útiles, y necesarios para su cultivo, y beneficio, de que pende la manuten[ción] / toda de los havitadores; sus frutos se reducen á centeno, cebada, y trigo sano, / por el buen temple de los vientos, como se halla acreditado en el experimento, / [que] / hizo D. Josef García, Cura y Beneficiado. Por fin en la de Peones inmediato antec[edente] / a el actual, quien haviendo vivido noventa y un años, y obtenido el Beneficio / cinquenta y nueve y medio, conserbó de los frutos de el primer año seys fan[egas?]/ de trigo álaga sin otra industria, que el darlo al viento una vez en cada ve?r[ano] / los cinquenta y nueve años y medio, como en efecto vino a partición entre sus [he]- / rederos sin corrucción, ni mutación alguna; havida noticia de el experimento / en la Villa, y Corte de Madrid, por el Excel.mo Señor CampoManés, se provi[…] / la dilijencia, de que se reciviese por testimonio la verdad de el dicho, y hecho / realidad Justificado, parte de el mismo trigo se presentó al dicho Excmo. quien / tuvo a bien se diese al púvlico en una de las Gacetas  de el año pasado de set[enta] / y nueve.

La cantidad de los frutos en las especies dichas, y legumbres sa[lud]-/vles asciende en cada un año a mil y quinientas cargas, siendo la maior [par-] / te de trigo álaga, concurriendo los recintos de la Peña entre sus dos Muros n[atu]/rales a estas producciones, los que por el traspaso de el tiempo, y demoliciones p[or] / las aguas se han hecho accesibles:

El Gobierno de las villas pende de dos Alc[aldes] / ordinarios, uno en cada Villa, quatro Regidores, en cada una dos, un Pr[…]

 

fol. 637rº

Síndico general por ambas, y un alguacil, cuios nombramientos es del Señor Vizconde  / es anualmente confirmar, por cuio defecto en la confirmación, no sin perjuicio, se / han venido a perder los muchos privilegios.

El temple de la situación declina en frío, / y seco, de que se pueden colegir las enfermedades que comunmente se padecen, así como / el méthodo curativo; la vida y la muerte tienen entre sí tal pacto, y convenio, / que parecen dar por sentado en derecho nrl [natural]  su alternativa para conserbar en / las dos villas el número entre setenta y ochenta vecinos, a que se ha reducido / todo su vasto dominio, quando se contaban muchos millares, asegurándose in-/conquistavles por el fuerte de la Peña: Quienes no saben tirar haun sola / una lima, mal podrán formar ni en borrón el Plan, que se desea; nos con.-/ tentamos con haver escrito lo dicho; confesamos nra [nuestra] impericia para otra cosa./

Firmamos lo relacionado en la de Amaya y Octubre veynte y quatro  / de mil setecientos noventa y seys años.

 

            Dn. Juan Barriuso                  Dn. Pablo Barriuso

 

 


[transcripción por cortesía de Julio Alonso Asenjo]

 


 

Ver más abajo referencia sobre Vallemont, (Pierre Le Loraine de Vallemont, más conocido como Abad de Vallemont), a quien se cita en la Gazeta.