Paco Labrador Balas
Ermita de San Martín de Castrorrubio Foto Rosi Merino
La Ermita de Castrorrubio en Facebook

Poesía de Paco Labrador

CONSTANCIA

Poesía de Paco Labrador de agradecimiento a los todos que han colaborado

en la recuperación del edificio de Castro Rubio

CONSTANCIA (CASTRORRUYO)

 

Cuántas veces me he sentado
a tu sombra a descansar,
cuando sólo eras ruina
y hoy levantada estás.

Con constancia y sentimiento
varias mujeres y hombres,
con denuedo han trabajado
para no dejar caer tus paredes y tu arco.

Ahora ya eres la ermita
donde muchos han rezado,
y venían por San Isidro
a bendecir sus sembrados.

Tradición y sentimientos
han de ser una constancia,
para que sigas siendo
centro de rezos y cantos.

Los recuerdos de ayer
rodeada de chiquillos,
correteando tus campos
o jugando a ¡aquí te pillo!

Los rezos de los mayores
y el rum-rum de sus canciones,
en el aire se quedaron
colgados con sus blasones.

Sentimientos y nostalgias
me cuentan gente del pueblo,
que aunque malos tiempos eran
los guardan en sus recuerdos.

Aquellos niños de entonces
tus caminos han andado,
con su fe y sus sentimientos
las letanías han rezado.

(...)

(...)

Los que quedan son mayores
y a algunos les cuesta andar,
pero ahora estoy seguro
que aquí vendrán a rezar.

Imaginamos que antaño
fuiste un castro romano,
pero seguro que antes
lo fuiste de los hispanos.

 Enclavada en un otero
que Castrorruyo lo llaman,
divisas muchas llanuras
y también la Peña Amaya.

En algún tiempo quizás
fuiste iglesia y no ermita,
o quien sabe si atalaya
para salvar muchas vidas.

En tu interior se venera
la imagen de su San Martin
el santo que a un pobre diera
su capa para vestir.

Ahora quieren llamarte
la ermita de San Isidro,
pues el santo labrador
tus tierras ha bendecido.

 

FRANCISCO LABRADOR 2013

 

 

Colaboran:

 


Junta Administrativa de
Sandoval de la Reina



Vecinos, allegados y amigos
de Sandoval de la Reina

Asociación de los Sagrados Corazones de Jesús y de María
(Sandoval)

Ayuntamiento de Villadiego
y Agencia de Desarrollo Local

hispania nostra